Apuestan por la adecuación del refugio de 'El Hospitalillo'

R.L.C.
-
Apuestan por la adecuación del refugio de 'El Hospitalillo'

Máximo Molina, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de Cuenca, recuerda que está en propiedad municipal, no del patronato que gestiona el antiguo edificio sanitario.

Las personas implicadas en la última campaña de recogida de firmas, y el resto de acciones para salvar del olvido antiguo Hospital de Santa Emilia de Tarancón, El Hospitalillo, apuestan por la conservación también del refugio antiaéreo situado bajo el antiguo edificio sanitario y uno de los silos de la localidad. El presidente de ARMH Cuenca, Máximo Molina, recuerda que en este caso la propiedad es municipal y no del Patronato de la Fundación Lozano, como ocurre con El Hospitalillo. Ambos espacios han sido declarados de oficio recientemente por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha Bienes de Interés Histórico, entrando en el Inventario de Patrimonio de la región. "Habrá que decirle al Ayuntamiento que hay que hacer algo con este refugio antiaéreo, que está en iguales circunstancias de abandono que El Hospitalillo", afirma Molina. En este sentido, concreta que aquí el citado patronato tiene "poco que decir, porque son seis metros cuadros los que corresponden al antiguo hospital, el resto está debajo del silo municipal".

Durante este fin de semana se han llevado a cabo tareas de limpieza del pasillo que va al refugio, por parte de las personas anónimas implicadas en su conservación. En este sentido, el próximo 23 de marzo tendrá lugar la III Jornada de limpieza y rehabilitación de El Hospitalillo, desde las diez de la mañana. La programación prevista incluye la colocación de una mesa informativa con hojas de firmas y hucha solidaria, la colocación de una placa conmemorativa, trabajos de acondicionamiento, la realización de un mural o la exposición fotográfica sobre mujeres voluntarias de las Brigadas Internacionales que prestaron servicio sanitario en Tarancón. También se entregará como obsequio el libro Febrero del 37, de Santiago Solera.