Varapalo para despedir el 2020

J. López
-

Un desdibujado Conquense no estuvo a la altura, fue inferior al Azuqueca y hasta pudo salir goleado en el encuentro que cerraba el curso deportivo de este aciago año

Varapalo para despedir el 2020 - Foto: Reyes MartÁ­nez

Hay días que es mejor no levantarse. Hay partidos que es mejor olvidar y pasar página cuanto antes y el de ayer, el que enfrentaba a la Unión Balompédica y al CD Azuqueca, fue uno de ellos. Sobre todo para un Conquense que jugó el peor de los encuentros desde que empezó la temporada. No estuvo afortunado y no hizo nunca méritos para haberse llevado ni siquiera el empate ante un rival que se encontró demasiado cómodo. 

Lo malo son las dudas que siembra el equipo de Fran García con tres derrotas consecutivas en apenas 10 días. Lo bueno es que el encuentro cierra un año nefasto en todos los sentidos y el paréntesis vacacional permitirá reflexionar e iniciar el 2021 con aires renovados.  

Poco fútbol en los primeros compases con un Conquense que dominaba el esférico y un Azuqueca que defendía con orden y que salía a la contra en bloque para tratar de sorprender. Muy bien Manzano, que se prodigaba por todo el campo, luchaba cada balón y demostraba estar un punto por encima del resto. Suyo fue el centro medido desde la banda izquierda que remató Paco Tomás de cabeza en el segundo palo y que blocó el meta Miguel Ángel.

Varapalo para despedir el 2020Varapalo para despedir el 2020 - Foto: Reyes MartÁ­nezTres minutos después, en el 29, otro robo de balón de Manzano era aprovechado por Chaves para disparar en la frontal del área. El balón se iba fuera por poco. Era la antesala del penalti y primer tanto del equipo azudense, por presuntas manos de Fermín. El colegiado no lo dudó y señaló la pena máxima, a instancias de su juez de línea, que aprovechó Míchel lanzando a la derecha de Álex Fernández.

Lejos de reaccionar, el Conquense siguió espeso, con más corazón que cabeza, cayendo una y otra vez en el entramado defensivo planteado por el técnico rival Sergio Rubio. No obstante, los blanquinegros pudieron empatar en el 41 cuando Héctor Rubio botó una falta y la cabeceó Sahuquillo abajo, ahí donde más complicaciones tiene el  portero. Miguel Ángel sacó una increíble manopla cuando el público ya cantaba gol.

Empate que si se produjo al filo del descanso, en el 45, con el penalti cometido por el central Chan a Paco Tomás. El delantero se encargó de transformar, con disparo potente y al centro, el único de los locales. 

Varapalo para despedir el 2020Varapalo para despedir el 2020 - Foto: Reyes MartÁ­nezAvalancha rival. No llegó la esperada reacción. Todo lo contrario. El Conquense se vino abajo y el Azuqueca saltó mucho más entonado al césped de La Fuensanta, estiró líneas, se fue descaradamente al ataque y tuvo hasta tres claras ocasiones para adelantarse. Primero avisaba Adrián Bravo con remate desde lejos, tras una jugaba bien trenzada, que salió fuera por poco. Después fue el meta Álex Fernández quien desbarató dos consecutivas con sendos paradones a cabezazo de Chan, en el saque de un córner, y un remate a bocajarro de Barroso, en otro córner, que el joven meta desbarató en el suelo y junto al poste.

Y tanto va el cántaro a la fuente que Rangel, el central exbalompédico, peinó sin ángulo en el primer palo otro saque de esquina botado por Barroso, que pegó en el segundo palo y se coló por sorpresa en el fondo de las mallas. Aún restaban 15 minutos más el añadido, pero el Conquense ni estaba ni se le esperaba. 

Entraron al césped Kameni, José Vega, Sergi, Ibra y Ángel Ortiz, pero el Conquense no reaccionó. La sentencia caía en el minuto 82 con un pase medido del recién ingresado en el campo Rubén, aprovechado por Aitor Rubio con un derechazo cruzado, merecido y justo. El Conquense no solo no había desaparecido en toda la segunda mitad sino que no había disparado entre los tres palos.

Más fotos:

Varapalo para despedir el 2020
Varapalo para despedir el 2020 - Foto: Reyes MartÁ­nez
Varapalo para despedir el 2020
Varapalo para despedir el 2020 - Foto: Reyes MartÁ­nez