«El Supremo es Supremo para todo, para Torra y para el agua»

Leticia G. Colao
-

García-Page invita a los dirigentes del Levante a sentarse a hablar para buscar una «solucionar nacional» y bajar el tono porque «el ruido no va a arreglar nada y no va a sustituir al agua»

«El Supremo es Supremo para todo, para Torra y para el agua»

Cuando aún se están conociendo las caras del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, el presidente de Castilla-La Mancha ha valorado positivamente que el área de Medio Ambiente disponga de rango de vicepresidencia, pues se trata del «gran reto de nuestros hijos y nietos» y debe tener una dimensión «extraordinaria» que a Castilla-La Mancha afecta especiamente por el problema del agua.
Emiliano García-Page ha recordado que igual que se exige que se cumplan las sentencias del Tribunal Supremo en relación con los independentistas, también deben cumplirse las sentencias del Supremo para que el Tajo tenga el caudal mínimo».
«El Supremos es Supremo para todo. Para la decisión sobre Torra y para el agua mínima que necesita el río», ha señalado el presidente regional. Asimismo, ha reiterado que la región cuenta ya con la razón judicial sobre los caudales mínimos «y con un Gobierno de España con ganas de elevar la ambición ambiental del país, porque es un reto necesario y una forma de competir mejor en economía y empleo», explicó.
García-Page ha dado incluso un paso más dirigiéndose a los representantes políticos del Levante para ofrecerles que bajen el ruido y se sienten a hablar pues, a su juicio, «el ruido no va a arreglar ya nada, el ruido no sustituye al agua». Por ello, ha recordado, que una de las zonas donde menos llueve en España es la cabecera del río Tajo, por lo que este problema «tiene que tener una solución nacional» y de nada sirven las movilizaciones anunciadas ante la ausencia de trasvases.  
En su opinión, «tiene que haber una solución al agua, sobre todo porque no hay, porque Levante tiene alternativa que son las desaladoras y que han funcionado perfectamente cuando se ha cortado el trasvase, y porque la necesitamos para tener esperanza».
El presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado en que el hecho de que el trasvase se hiciese durante la Dictadura «es lo que hace que algunas fuerzas políticas lo defiendan, pero solo por eso. Si lo hubiese hecho la República, seguramente estarían en contra».