scorecardresearch

El Gobierno destina 31 millones para promover el autoconsumo

Javier D. Bazaga
-

El consejero de Desarrollo Sostenible sostiene que se dinamizará la economía regional y mejorará la competitividad de las empresas, reduciendo la factura eléctrica

El Gobierno destina 31 millones para promover el autoconsumo - Foto: Patricia González

Promover el autoconsumo, el almacenamiento energético a través de baterías y fomentar la climatización con energía renovable son algunos de los objetivos que persigue la convocatoria que se publicó este martes en el Documento Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), y que está dotada con 31 millones de euros.

La dio a conocer el consejero de Desarrollo Sostenible de la Junta, José Luis Escudero, como una apuesta del Ejecutivo regional para seguir avanzando en la necesaria transición energética. A través de 6 lineas de incentivos, estas ayudas están dirigidas a empresas, administraciones públicas, comunidades energéticas y de propietarios, particulares o entidades del tercer sector. Una convocatoria con la que Escudero se mostró convencido de que se mejorará la competitividad de las empresas de la región, reduciendo su factura eléctrica, al tiempo que se dinamizará la economía regional con la generación de empleo y favoreciendo un modelo de desarrollo sostenible a través de las energías renovables.

Desde este martes está abierto el plazo para solicitar las ayudas a la instalación de dispositivos de autoconsumo que se podrán rellenar de forma absolutamente telemática para facilitar los trámites. El plazo para resolver las solicitudes es de seis meses, y los interesados podrán realizar la instalación y justificación en los 18 meses siguientes a su aprobación. El consejero recordó que los particulares que hayan realizado esta inversión desde el pasado 30 de junio, que se publicó el Real Decreto de autoconsumo, podrán también solicitar esta subvención con carácter retroactivo.

La mitad del coste de la inversión

Escudero puso como ejemplo una vivienda tipo, con una instalación 4 kilovatios, cuyo proyecto alcanzaría un coste estimado de 5.000 euros. En este caso «estaríamos hablando de que se puede tener una ayuda de unos 2.400 euros, es decir, 600 euros por kilovatio». Pero fue más allá y admitió que en este caso la inversión quedaría amortizada en el plazo de 5 o 6 años gracias a los beneficios que reporta en la factura de la luz. Menos aún en el caso de viviendas unifamiliares que disponen de mayor superficie. Lo mismo ocurre en el caso de las empresas, donde las ayudas oscilarían entre el 35% para las grandes y el 55% para las pequeñas empresas en el coste de la instalación.

Es por eso que Escudero animó a solicitar estas ayudas y ponerse en manos de los instaladores para resolver las dudas sobre los criterios en su concesión. «La repercusión que van a tener es muy significativa en la región» ya que podría sumar en Castilla-La mancha hasta 86,6 nuevos megavatios de potencia instalada renovable vinculada a estas instalaciones de autoconsumo, y podría acarrear la creación de unos 2000 nuevos empleos.