Crivillé alerta de la falta de acción

Agencias
-

El excampeón de 500 c.c. asegura que el parón en el Mundial afectará a la puesta a punto de todos los pilotos

Crivillé alerta de la falta de acción

El expiloto español de motociclismo Álex Crivillé reconoció ayer que «la parte más complicada» para los corredores en este momento de parón por la pandemia del coronavirus es «la falta de acción» sobre la moto y, por ello, dio relevancia a «seguir con la motivación al máximo» y al trabajo sobre simuladores como el que él mismo ha desarrollado.
«Esta es la parte más complicada, ya que la mayoría entrena a diario con moto de cross o supermotard. La falta de acción les puede afectar , aunque muchos trabajan diferentes aspectos importantes como agilidad a través de diferentes ejercicios planificados por sus entrenadores personales. Estos, actualmente, se están convirtiendo en una pieza clave de su propia  puesta a punto», señaló.
Para el catalán, «cada piloto es un mundo», pero consideró que en este momento sin actividad «ahora todos deben adaptarse a la situación actual y optimizar al máximo todas sus herramientas de trabajo para poder continuar con un estado de forma óptimo en estos días».
«Lo más importante para un piloto es seguir con la motivación al máximo. Cada uno, tiene sus estrategias y su forma de encarar la situación», añadió el campeón del mundo de 500cc en 1999.
En este sentido, Crivillé ideó hace unos años un simulador, el CKU-28 Sport Fitness, que actualmente usan muchos pilotos de MotoGP como el italiano Valentino Rossi para disfrutar de la moto sin moverse de casa y alcanzar velocidades cercanas a los 300 kilómetros por hora y mantener la agilidad y las sensaciones sobre la moto disfrutando del pilotaje en todos los circuitos del calendario mundialista y alcanzado un grado de inclinación del 60 por ciento.
«Todos los pilotos de la VR46 Riders Academy (la academia de Rossi) trabajan desde hace tiempo con dos simuladores nuestros; además de otros pilotos de MotoGP. El simulador incluye una pantalla con imágenes reales de todos los circuitos del calendario para que, además de la parte física, trabajen la parte visual», explicó.
Su simulador permite que el piloto trabaje « también los brazos y las piernas a través de las mismas posiciones que adoptan encima de la moto. Es una herramienta útil para entrenar en casa, aunque la moto te da otras sensaciones », concluyó el barcelonés.