La sombra del dopaje vuelve a acechar a Sun Yang

SPC
-
La sombra del dopaje vuelve a acechar a Sun Yang

La AMA pide que se vuelva a investigar al triple campeón olímpico de natación, que ya fue suspendido tres meses por dopaje, después de que la FINA cerrara su caso tras faltar a un control fuera de la competición

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha anunciado esta mañana haber presentado un recurso contra una decisión de la Federación Internacional de Natación (Fina), por la cual no se investigó a la estrella de la natación china y triple campeón olímpico Sun Yang tras haber faltado a un control fuera de la competición.

Según un portavoz de la AMA, en declaraciones a la AFP, el tres veces oro en los Juegos y siete veces campeón mundial se habría enfrentado de manera violenta a los inspectores que acudieron para recoger su sangre y su orina el 4 de septiembre de 2018. Según informó el Sunday Times a finales de enero, el nadador y sus guardaespaldas habrían destruido con un martillo el frasco que contenía la sangre del deportista. Sin embargo, el abogado de Sun reconoció que el nadador no aceptó la autoridad de los inspectores que hacían el control, pero no habla de peleas ni de destrucción de muestras.

Tras el revuelo, la Fina decidió no investigar al plusmarquista mundial de los 1.500 metros, indicando que el informe de control tenía que mantenerse como "estrictamente confidencial". Por ello la AMA, ante la impasividad de la Fina y tras la suspensión de tres meses que Yang vivió n 2014 por dopaje, pide que se reabra su caso y se investigue la veracidad del incidente.

 

El caso del frasco roto

Según el Sunday Times, el 4 de septiembre Yang tuvo que pasar un control de dopaje fuera de competición, realizado por la International Doping Tests Management Company (IDTM). El olímpico hizo esperar una hora a sus oficiales pero realizó la muestra, aunque sin testigos. Tras un encontronazo entre deportista, guardaespaldas y agentes de la IDTM, el control terminó con la madre de Yang ordenando a un miembro de seguridad de la sala donde se encontraban que rompiera el tubo de sangre extraída por haberse hecho "ilegalmente".

En el altercado se encontraba también un doctor, suspendido dos veces en el pasado por estar implicado en casos de dopaje, que telefoneó al director del Centro Antidopaje de Zhejiang para quejarse. El caso fue analizado por el Panel Antidopaje de la FINA el 3 de enero, que tras 13 horas de deliberaciones dio la razón al nadador. A raíz de salir a la luz el incidente, la FINA emitió un comunicado en el que no aclaró nada "Además, no tomará en consideración rumores y especulaciones", zanjó. Por su parte, la Federación China no negó los hechos, pero se posicionó al lado del nadador, alegando que "los certificados de la oficial y de la enfermera violaban las reglas antidopaje de la FINA. El deportista lo consideró ilegal e inválido", y por ello podrían haber dado un martillazo al tubo.

Yang, que fue suspendido en 2014 durante tres meses por haber dado positivo con una sustancia relacionada, según adujo, con un tratamiento cardiológico, no contó con el apoyo de sus compañeros olímpicos. "¿Roto a martillazos? Él me quitó un título mundial y mi tercera medalla olímpica", se quejó en una red social el británico James Guy. "Hermano, a mí también me costó un oro olímpico", le respondió el sudafricano Chad Le Clos.