El paro aumenta en 11.900 persona

Agencias
-
El paro aumenta en 11.900 persona

Se rompe la mejora. El número de inactivos en el primer trimestre es de 4.791.400 y su tasa se eleva al 21%

 
El mercado laboral comienza el año con una leve desaceleración, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente al primer trimestre del año. El paro subió en 11.900 personas entre enero y marzo, un 0,25% más, y además, en este tiempo se destruyeron 64.600 puestos de trabajo. Se rompe así una tendencia de cuatro trimestres consecutivos de reducciones del empleo.
Desde el inicio de la crisis, en 2008, hasta ahora, los primeros trimestres nunca han dejado buenas noticias para el mercado laboral, pero esto cambió hace dos años. Así, en 2014 el paro bajó en 2.300 personas y el año pasado, en 13.100. Con los datos conocidos ayer , el número total de inactivos se sitúa en 4.791.400 y el número de ocupados en 18.029.600. Mientras que la tasa de desempleo se eleva hasta el 21%, una décima más que en el trimestre anterior. Pese a los síntomas de recuperación de la economía, este indice lleva cinco años por encima del 20%.
El aumento de desocupados en este primer trimestre demuestra que la recuperación del mercado laboral nacional es aún demasiado frágil, porque se ha destruido empleo pese a las contrataciones de Semana Santa (el año pasado la festividad cayó en abril). Aunque si se analizan los datos en términos desestacionalizados, es decir, sin tener en cuenta el efecto calendario, el desempleo habría disminuido un 2,74%, por lo que estaríamos ante 12 trimestres seguidos con mejoras.
En cuanto a la distribución por sectores, el desempleo se incrementó en el primer trimestre del año fundamentalmente en servicios (68.900 desocupados más por el fin de la campaña navideña principalmente), seguido de la Agricultura (36.600) y la industria (10.800). En la construcción se mantiene prácticamente sin variación respecto al trimestre anterior. Por comunidades, se redujo sobre todo en Canarias (con 11.900 parados menos), Murcia       (-11.100) y Andalucía (-9.100). Por el contrario, los mayores incrementos se registraron en la Comunidad Valenciana (8.600 desempleados más) y Castilla y León y Baleares, con 8.000 desocupados más en cada una de ellas.
Por su parte, la tasa de actividad bajó 14 centésimas en los tres primeros meses del año y se colocó en el 59,29%. Entre enero y marzo, la población activa se redujo en 52.700 personas hasta los 22.821.00. En el último año, el número de activos bajó en 78.400.
Respecto a la ocupación, en los tres primeros meses del año se destruyó empleo con 64.600 ocupados menos. Los datos mejoran, no obstante, si se analizan en términos desestacionalizados, con un aumento de la ocupación del 0,87%, lo que supone el décimo trimestre consecutivo en positivo. Por sexos, el mercado laboral castigó más a las mujeres (con 48.600 ocupadas menos) que a los hombres (15.900) en este primer trimestre. Y por sectores, descendió sobre todo en los Servicios (-53.400), así como en la Construcción (-26.900) y en la Agricultura (-2.300); y aumentó en la Industria, con 18.000 ocupados más. En cuanto al sector privado y público, el empleo cayó en el primero en 82.100 personas y creció, por el contrario, en el segundo en 17.600 personas.
 
todos inactivos. Aunque en los últimos 12 meses se han creado 574.800 puestos de trabajo, son muchos los hogares aún con todos los miembros en paro. De hecho, subieron en este primer trimestre en 54.300, casi un 3,5% más que en el trimestre anterior hasta situarse en 1.610.900. No obstante, en el último año se han reducido en 182.700. 
Para UGT, el dato publicado por la EPA refleja claramente que la recuperación del empleo no es sólida. Las elevadas cifras de temporalidad, la rotación laboral en el empleo temporal y en el indefinido y el ascenso de la contratación parcial involuntaria perfilan en España un futuro mercado de trabajo de baja calidad, poco cualificado, con bajas remuneraciones y sin estabilidad en el empleo.
Desde CCOO, su secretario general, Ignacio Fernández Toxo, calificó los datos de la EPA de malos «sin paliativos». A su juicio, lo más preocupante es la tendencia de fondo que refleja y que implica contar con un mercado laboral muy ligado a la estacionalidad en el que todo el empleo que se genera en el cuarto trimestre se destruye después en el primero.
Para la patronal, por el contrario, la EPA del primer trimestre continúa mostrando la mejoría del mercado laboral. En un comunicado, la CEOE afirmó que la economía española continúa creando empleo a buen ritmo en términos interanuales (3,3%), e incluso intensifica el ritmo de crecimiento. Así, entre el primer trimestre de 2016 y el mismo período de 2015, la economía española aumentó el número de ocupados en 574.800 personas. Estas cifras de creación de empleo son las más elevadas desde el año 2007.
Por su parte, la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, Fátima Báñez, cifró el coste de renovar automáticamente el Plan Prepara mientras la tasa de paro no baje del 18% y el Programa de Activación para el Empleo (PAE) durante un año más en 552 millones de euros, por encima de los 361 millones para dos ejercicios que se cuantifican en la memoria del decreto ley. 
 Según Báñez, la prórroga de estos dos planes, «fruto» del consenso con los agentes sociales, da «certidumbre» y «esperanza» a los desocupados de larga duración. 
 «Estoy convencida de que todos compartimos dos cosas: Que España continúe generando empleo para que las oportunidades lleguen a todos y que nadie quede atrás en la recuperación, y que desde todas las instituciones tenemos que seguir ayudando a quienes lo tienen más difícil en su vuelta al mercado de trabajo», insistió la popular, e indicó que el plan beneficiará a 225.000 personas.