LA COLUMNA

Carmen Tomás

Escritora y periodista en información económica


La 'fake new' de la desaceleración

El secretario de Estado de Seguridad Social dijo el lunes en la presentación de los datos sobre la evolución del mercado de trabajo en abril que la economía se está comportando como una economía que ha salido de la crisis. Pero, Octavio Granado fue más allá y calificó de "fake new" las informaciones que avisan de que se atisban nubes negras en el horizonte y no tan lejano en el tiempo. Vengo advirtiendo, no porque lo piense o lo deje de pensar, que efectivamente se ciernen nubarrones sobre la economía española con datos en la mano. Algunos ya son públicos y otros están en el cuadro del Ministerio de Economía sobre indicadores adelantados. Granado se suma así a las declaraciones de otros miembros del gobierno en funciones, empezando por el propio presidente, sobre la buena evolución de la economía. La única base para estas afirmaciones es la evolución del empleo. Y sí, en abril se han creado más de 91.000 puestos de trabajo y cerca de 187.000 nuevas afiliaciones. Sin embargo, este año ha caído la Semana Santa en abril, por tanto, los datos habría que desestacionalizarlos, quitarles el efecto calendario, y ya la bajada se reduce a unos 14.000. Además, otro dato importante, del total de contratos 1,765 millones, que caen un 0,4%, casi 175.000 fueron indefinidos, con un descenso del 7,7% interanual, cuando venía creciendo a tasas superiores al 18%. Además, en lo que va de año, él número de autónomos ha crecido una cuarta parte del registrado en el mismo período del año pasado. 
Si, además, tenemos en cuenta otros datos conocidos y previstos sobre producción industrial, venta de coches a particulares, consumo de los hogares o consumo de electricidad, lo que se puede decir es que la economía está empeorando y se está salvando gracias al gasto público, a los mal llamados "viernes sociales". De hecho, los empresarios opinan que la Semana Santa ha evitado el efecto negativo del aumento de los costes sociales y las mayores trabas burocráticas impuestas a las empresas. 
No cabe duda de que estamos, otra vez, ante un Gobierno que niega la realidad y que lejos de tomar medidas y fomentar reformas que palien los efectos de malos mayores, ha decidido subir masiva e indiscriminadamente los impuestos, nada menos que en 26.000 millones. Los que crean que el 0,5% de los contribuyentes (90.000 personas) que el Gobierno considera ricos y las empresas del IBEX van a solucionar nuestros problemas, que vayan abriendo los ojos. La subida de impuestos la vamos pagar todos.


Las más vistas