La Sierra de Segura llora a su embajador

M.D.M.
-

Ayna decretó un día de luto oficial, mientras que la Asociación de Amanecistas anunció un tributo en su 'Quedada 2020'

Cuerda, durante el rodaje de ‘Amanece, que no es poco’. - Foto: Filmoteca de Albacete.

Sin duda, José Luis Cuerda, director de cine de raíces albacetenses que fallecía ayer en su domicilio de Madrid, fue uno de los «grandes embajadores» de la Sierra del Segura, como ayer lo recordaba el alcalde de Ayna, Juan Ángel Martínez, que es, además, el presidente de la Asociación de Amanecistas y que tuvo su papel en Amanece, que no es poco, como el niño ‘deprimió’.
Todavía sin creer «que el gran Cuerda se haya ido para siempre», Juan Ángel Martínez recordaba lo «mucho que ayudó» a la promoción de la Sierra del Segura el hecho de que eligiese Ayna, Liétor y Molinicos como escenarios para Amanece, que no es poco, una película que está más viva que nunca, más de tres décadas después de su estreno.
Como homenaje al director de cine que promocionó la Sierra del Segura, a la que volvió en varias ocasiones después del estreno de la película -de hecho asistió a alguna Quedada amanecista- el Ayuntamiento de Ayna decidió ayer decretar un día de luto oficial en señal de duelo por la muerte de Cuerda.
Pero no será el único tributo que reciba en una comarca que incluso cuenta con una ruta turística sobre su célebre película o un centro de interpretación de esta misma obra, ubicado también en la localidad de Ayna.
Así, Juan Ángel Martínez apuntó ayer que desde la Asociación de Amanecistas le prepararán un homenaje para su próxima Quedada, que ya está programada y se celebrará del 29 al 31 de mayo.
Recordó que ya en una edición anterior de este encuentro, bautizaron con el nombre de Cuerda el Centro Sociocultural deAyna, por lo que han sido varios los homenajes que, en vida, rindieron al que consideran un «embajador universal» de la Sierra del Segura.
En Ayna ayer le lloraban prácticamente todos sus vecinos, como José Vicente Palacios, que recordaba que la figura de Cuerda y el hecho de que grabara aquí "supuso mucho para la localidad".
Palacios, que ahora frecuenta el restaurante El Casino en Ayna, antes Bar La Cueva, y que actuó siendo un niño en la película, recordó cómo al director albacetense le gustaba comer en este establecimiento de su familia, al que «siguió viniendo cuando regresó a este municipio». Rememoró que le gustaban los platos de cuchara que aquí se preparan.
Y apuntó que en la localidad estaban «muy afectados» desde que horas antes conocieran la muerte de José Luis Cuerda.
Desde el Ayuntamiento de Molinicos, que preside la socialista Lola Serrano, quisieron recordar a «un gran director de cine, que utilizó a nuestro pueblo, junto con Liétor y Ayna, como escenario de su entrañable película Amanece, que no es poco». «Gracias por este gran trabajo que nos ha aportado tanta vida y gracias por toda tu obra, sin duda alguna, una genialidad», señalaban en sus redes sociales para despedirse de Cuerda.
Un genio al que también recordaban en la localidad de Liétor, donde igualmente pudieron disfrutar de su buen trabajo.
una ruta como legado. En la Sierra del Segura quedará para siempre como recuerdo a José Luis Cuerda la ruta sobre su película que se inauguró en 2010.
Una ruta en la que, como ayer lo expuso a este diario Juan Ángel Martínez, hay paneles informativos, una réplica de la Vespa con sidecar en la que se desplazaban los personajes Jimmy y Teodoro, un «semillero de hombres» y un centro de interpretación en la antigua ermita de los Remedios en Ayna, que Martínez animó a visitar.