El turismo cultural está detrás de nueve de cada diez viajes

Luis J. Gómez
-

La mitad de los que viajan a Castilla-La Mancha también hacen turismo de naturaleza (59%) y gastro (49%). Uno de cada diez hace que coincida con un evento como fiestas y festivales

El turismo cultural está detrás de nueve de cada diez viajes - Foto: Pablo Lorente

Desde las pinturas rupestres en el abrigo de Fuencaliente hasta los Tàpies y Chillidas del Museo de Arte Abstracto de las Casas Colgadas, el turismo cultural mueve a millones de personas en Castilla-La Mancha. Nueve de cada diez viajeros elige esta región para hacer turismo cultural. Eso supone que de los 23 millones de viajes que se hicieron a Castilla-La Mancha en 2018, más de veinte millones tuvieron un componente cultural.
Estas estadísticas aparecen en el Plan de Turismo de la Junta para el período 2020-2024. Aprovechando el foco de Fitur se presentó en esta feria a finales de enero y una semana después pasó por Consejo de Gobierno. Este documento no solo recoge medidas y objetivos, sino que parte de un análisis de la situación. Dentro de ese análisis es clave saber por qué los turistas eligen Castilla-La Mancha y qué hacen cuando están aquí.
La respuesta no es excluyente en la encuesta ‘Hábitos Turísticos en Castilla-La Mancha 2018’ que hizo la UCLM para la Junta. El turismo cultural se lleva un 90,6% de las repuestas, pero no implica que el 9,4% se lo repartan el resto de tipologías. Es lo lógico. Si un viajero va a Sigüenza a ver su Catedral estará haciendo turismo cultural, pero si aprovecha para hacerlo cuando es la romería de Barbatona, sumará turismo de eventos. Si además se hace una ruta por el barranco del Río Dulce, estará haciendo turismo de naturaleza. Ysi prueba el asado de cabrito, es que se está apuntando al gastroturismo.
Que el turismo cultural se lleve la palma con tanta distancia es algo que se ve como una debilidad en el análisis DAFO que hace el Plan de Turismo, que apunta al «sesgo excesivo en la percepción de Castilla-La Mancha como destino cultural». Después iría el turismo de naturaleza con un 59%, aunque en el caso de Albacete consigue superar al cultural . La mitad de los viajeros hace turismo gastronómico. En concreto marcaron esta respuesta un 49%. Si se mira solo al vino, el enoturismo alcanza una cuota del 7,9%, aunque Ciudad Real casi la duplica. El turismo de eventos (fiestas, festivales, competiciones) forma parte del 12,3% de los viajes, mientras que el turismo de compras anota un 7,3%.  Hay tipologías muy específicas y nuevas como el turismo astronómico, con un 3,1%, el de negocios con un 1,8%, el de estudios con un 1,6% y el de cine, con un 1,4%.