Ferrer seguirá al frente del Godó

Agencias
-

La pandemia impide el debut del valenciano como director del torneo que iba a jugar Rafa Nadal

El de Jávea mantiene intactos sus planes de continuar con el proyecto. - Foto: Barcelona Open Banc Sabadell

En estas fechas se tenía que estar disputando ya la fase previa del Barcelona Open Banc Sabadell Trofeo Conde de Godó y se hubiera producido el debut como director del torneo de David Ferrer. La pandemia ha obligado a la suspensión, y ‘Ferru’ lamenta este duro golpe, pero asegura que el año próximo volverá con igual ilusión porque continuará una temporada más.
«He estado hablando con mi representante y recordaba que ahora estaría comiendo con los miembros de la ATP», manifiesta con cierta nostalgia. «Por suerte, lo llevo bien, en familia y todos estamos bien de salud y ahora hay que intentar cumplir las medidas y que todo esto pase rápidamente».
Para Ferrer, más que desilusión ha sido «duro por lo que está pasando, porque son circunstancias que no puedes controlar». «Hay que coger esa experiencia para hacerlo más años», asegura.
El torneo contaba este año con un plantel en el que figuraban Rafa Nadal, Dominic Thiem, Daniil Medvedev, Stefanos Tsitsipas, Matteo Berrettini y David Goffin, entre otros.
«Teníamos el mejor cuadro de la historia del Godó, pero esto es imprevisible. Esperemos que el año que viene sigamos trabajando y podamos hacer un grandísimo cuadro. Tenemos la suerte de que el torneo es ya de por si grandísimo y los mejores siempre van a venir», dice.
El alicantino advierte que va a continuar en su puesto siguiendo lo que acordó con la directiva del torneo. «Voy a seguir el año que viene. Tengo muy buena relación con la junta y las personas con las que trabajo día a día», comenta. «Siempre dije que quería tener ese año para probar y saber si realmente era lo que me gustaba y sigo pensándolo. No quiero atarme a más años, quiero ser honesto conmigo y hacer las cosas bien», puntualizó.
cancelaciones. El exjugador de Jávea comentó también la última decisión de la Copa Laver de cancelar las fechas y trasladarlas al año que viene. «Me parece que han sido solidarios, porque han priorizado las fechas de un Grand Slam, como Roland Garros que comenzaba el 20 de septiembre», dijo al referirse a la coincidencia entre ambos eventos. «Todo es una incertidumbre y no veo tan fácil que se pueda jugar este año», añadió sobre las posibilidades de que haya tenis más allá de la fecha del 13 julio, último apunte para la espera. «No quiero aventurarme a decir que se reanudará», zanjó Ferrer.