Casado alerta de que Torra quiere una guerra civil

SPC
-

El líder del PP reprocha al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se vaya a reunir con el presidente catalán

Casado alerta de que Torra quiere una guerra civil - Foto: Oscar del Pozo - Europa Press

El líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que haya "implorado" una reunión con el presidente catalán, Quim Torra, un político que, a su juicio, busca el "derramamiento de sangre" y "una guerra civil".
Duro cara a cara entre Sánchez y Casado en la última sesión de control del año, con la vista puesta en la seguridad del Consejo de Ministros del próximo viernes en Barcelona, y el esperado encuentro entre el presidente del Gobierno y Torra en la ciudad condal.
En su respuesta, Sánchez ha apelado al diálogo dentro de la legalidad y la Constitución y ha lamentado la "oposición autoritaria en el fondo y en la forma" que practica el PP, que no busca solucionar los problemas "sino enquistarlos".
Por contra, Casado ha criticado al presidente del Gobierno por pretender el diálogo con "un señor desequilibrado" que desea que se manden "tanques" a Cataluña y que llama "carroñeros, hienas y víboras" a los españoles en su búsqueda del "derramamiento de sangre" y la "guerra civil".
El líder del PP también ha lamentado que Sánchez ofreciera a los partidos catalanes la aprobación de un nuevo estatuto, "como hizo Zapatero" a pesar de las reticencias de los barones territoriales del PSOE que le reclaman más contundencia con los grupos violentos.
"Ponga orden o váyase y convoque elecciones", le ha exigido Casado, que le ha pedido que aproveche el Consejo de Ministros de este viernes en Barcelona para iniciar la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, medida para la que tendrá el apoyo del PP.
Críticas que lamenta Sánchez, que ha recordado el "silencio" del propio Casado cuando se producían incidentes en Cataluña en tiempos del Gobierno de Mariano Rajoy.
Ha insistido en su receta de "diálogo dentro de la legalidad" frente al intento del PP de apropiarse de la Constitución, símbolo de libertad, convivencia y democracia.
Para Sánchez, la única estrategia del PP es la "antipolítica" y el "a por ellos", una táctica que no busca la solución de los problemas.