Fran García: «Sé cómo es el fútbol, pero estoy tranquilo»

José Luis Royo
-

El técnico del Conquense asegura que desde el club le transmiten «confianza», pero entiende que los resultados mandan

Fran García bebe agua durante un partido en La Fuensanta. - Foto: Reyes Martínez

No corren buenos tiempos para la UBConquense que tras dos derrotas consecutivas en casa se ha vuelto a meter en problemas. Las reuniones de la junta directiva fueron una constante durante la pasada semana y ayer mismo se produjo otra con el técnico Fran García, aunque, en principio, la continuidad del entrenador no se puso en cuestión.

Fran García está tranquilo dentro de la situación por la que atraviesa el equipo. Así, en declaraciones a La Tribuna, el técnico reconoce que «cuando uno da todo lo que tiene y no deja de trabajar por revertir la situación no puede estar nervioso, pero es cierto que no es una situación agradable porque ya sabemos cómo funciona esto, cuando los resultados no acompañan el primero que está en el escaparte para salir es el entrenador» y añade que «a mí nadie me ha trasladado nerviosismo, al contrario me dan tranquilidad y confianza en el trabajo que estamos haciendo».

Asegura que no es fácil trabajar con la espada de Damocles sobre su cabeza y tiene claro que «es algo con lo que los entrenadores tenemos que vivir, siempre digo que no disfrutamos ni con la victoria porque ya piensas en el siguiente partido».

Fran García destaca que «es la primera vez que me encuentro en una situación así, confío en mi trabajo. Entiendo cómo es el negocio del fútbol, pero estoy tranquilo».

El equipo regresa hoy al trabajo tras dos días de descanso para preparar el partido del domingo ante el Torrijos yFran García entiende que «tenemos que centrarnos en el partido, que es lo más importante».

Sobre cuál es el problema que impide alConquense ir hacia arriba, el técnico cree que «es un cúmulo de muchas circunstancias, cuando los resultados no son buenos anímicamente el equipo lo nota y la mente es un factor importante».

El Conquense ha pasado de derrotar al potente Toledo a perder en casa ante el Tarancón y empatar ante el colista Pedroñeras, algo «complicado» de explicar. «No entendemos que hayamos tenido fases tan buenas y otras tan malas, no encontramos explicación», indica García.

Señala que habla mucho con la plantilla «sobre todo en los últimos días, analizamos todo e intentamos buscar soluciones conjuntamente. Ellos también quieren dar mucho más de lo que están dando. Hemos hablado de ser más positivos, de ayudarnos más para intentar salir de esta situación porque no hay otro camino».

Cree el entrenador que la cura a los males del Conquense es la victoria. «Si ganamos el domingo el equipo volverá a coger confianza y todo puede cambiar, pero hay que ganar porque las victorias generan cambios y es más fácil progresar a partir de ellas», concluye el técnico.