Diez millones para incentivar la contratación de despedidos

La Tribuna
-

El @gobjccm avanza 10 millones para incentivar la contratación de personas despedidas durante la crisis del Covid-19 o empleados que no superen los ERTE tras el 30 de junio.

Diez millones para incentivar la contratación de despedidos - Foto: CARMEN TOLDOS

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a poner en marcha un Cheque COVID-19 destinado a ayudar económicamente a la contratación a los trabajadores afectados por la crisis sanitaria y está diseñando medidas de apoyo directo para los trabajadores afectados por la crisis sanitaria.

Así lo ha avanzado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, momentos antes de su comparecencia en comisión en las Cortes de Castilla-La Mancha, en el marco de las comparecencias de los consejeros regionales para exponer la gestión del Ejecutivo autonómico durante la crisis del coronavirus. Patricia Franco ha anticipado también que el Gobierno regional está ultimando medidas para favorecer la conciliación laboral y familiar, que van desde estímulos para favorecer el teletrabajo a ayudas directas a los trabajadores, así como para la contratación de cuidadores en el ámbito doméstico.

La comparecencia de la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha abierto el calendario de intervenciones en comisión de los miembros del Gobierno regional después de la comparecencia del presidente autonómico, Emiliano García-Page, y del consejero de Sanidad, Jesús Fernández, en sede parlamentaria.

Patricia Franco ha detallado las medidas de carácter inmediato que se pusieron en marcha desde el Ejecutivo autonómico para tratar de mitigar el impacto del COVID-19 en la economía regional, y ha avanzado algunas de las próximas actuaciones en el marco del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha con motivo del COVID-19, un plan que el Gobierno regional quiere que sea parte de “un pacto institucional lo más amplio posible”, por lo que ha pedido a los grupos políticos sumarse al mismo “desde la responsabilidad”.

Actuaciones del Plan de Medidas Extraordinarias

La consejera ha anunciado que el Gobierno de Castilla-La Mancha pondrá en marcha “un Cheque COVID-19 que tiene como objetivo impulsar la contratación de trabajadores expulsados del mercado laboral a causa del COVID-19, dotado con 6,7 millones de euros”, además de estar ultimando una ayuda directa de en el marco de una línea dotada de manera inicial con 3,5 millones de euros de manera directa a los trabajadores que afectados por el COVID-19.

“El Plan de Medidas Extraordinarias tiene una mirada especial no sólo para las empresas y para los autónomos, sino también para los trabajadores”, ha explicado, y ha adelantado que se están empezando a recibir “expedientes de finalización de ERTE, lo cual es satisfactorio porque quiere decir que ese cordón umbilical entre empresas y trabajadores se está reactivando”.

Patricia Franco ha indicado que el Ejecutivo regional trabaja en la tramitación de estas ayudas directas, que serán el complemento de la línea de estímulo para la contratación de personas que hayan visto extinguida su relación laboral con motivo del COVID-19, para tratar de impulsar su reinserción en el mercado de trabajo en el menor tiempo posible. “Se trata de una línea de ayudas dotada con 6,7 millones de euros y que comprende ayudas a la contratación por hasta 5.140 euros”, ha detallado.

Estas dos medidas forman parte de las líneas del Plan de Medidas Extraordinarias destinadas al empleo, y cuentan también con una especial mirada a la conciliación laboral en las actuales circunstancias, en las que la reactivación de la actividad económica se tiene que conjugar con el cuidado de pequeños y mayores.

De esta forma, Patricia Franco ha avanzado que el Gobierno regional está ultimando la convocatoria de ayudas para favorecer el teletrabajo, para impulsar la inversión en equipos y software para su implantación. Estas ayudas, que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha espera poner en marcha a lo largo de este mes, “se verá complementada por ayudas directas a la conciliación laboral y familiar, a través del apoyo económico a aquellas personas que tengan que reducir su jornada laboral para conciliar y de ayudas para la contratación de cuidadores en el ámbito doméstico”, ha anunciado la consejera.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha detallado estas y otras medidas puestas en marcha por el Ejecutivo regional en materia económica, en el ámbito de su Consejería, desde que comenzó la crisis sanitaria por el COVID-19.

En su comparecencia, Patricia Franco ha hecho un llamamiento a los grupos políticos para que se sumen “al gran pacto institucional para avanzar más rápido en la recuperación económica de la región”. La consejera ha pedido para ello “que huyan de electoralismos y de la subasta de cifras y realicen propuestas con responsabilidad”, y ha asegurado que esa responsabilidad que demanda a los grupos políticos “es la misma que ha tenido este Gobierno para elaborar un plan de actuaciones dotadas presupuestariamente, pegadas a la realidad económica de la región y destinadas a tener el mayor efecto posible en la tarea de la recuperación; y que ha tenido el conjunto de la sociedad manteniendo las medidas de seguridad para contener el coronavirus”.

Patricia Franco, visiblemente emocionada, ha comenzado su comparecencia en comisión en las Cortes regionales teniendo palabras de recuerdo para todas las personas que se han visto afectadas de una manera u otra por la enfermedad, y enviando un afectuoso abrazo a todas aquellas personas que han perdido a un ser querido a causa del COVID-19.

También ha agradecido la labor del personal sanitario, reconociendo su trabajo para constituir la primera línea de contención de la pandemia; así como el de los trabajadores que han mantenido su actividad durante este tiempo, “y a todo el conjunto de la sociedad por la responsabilidad que han mostrado”.