Sindicatos, empresarios y Junta, unidos por la recuperación

J.A.J
-

La patronal castellano-manchega Cecam y los sindicatos UGT y CCOO suscriben, aún reconociendo que no les satisface plenamente, el Plan de Medidas Económicas para la recuperación ante la crisis del coronavirus planteado por el presidente García-Page.

La consejera de Economía, Patricia Franco, ha sido la encargada de detallar el plan pactado entre el Gobierno regional y los agentes sociales.

Por motivos contrapuestos, el presidente de Cecam, Ángel Nicolás, y el secretario regional de Comisiones Obreras, Paco de la Rosa, han reconocido que el plan planteado por la Junta no colma sus expectativas de por dónde debe ir la acción del Gobierno para lograr una recuperación económica y social tras la parálisis productiva forzada por la epidemia. Sin embargo, han priorizado el acuerdo por encima de la discrepancia. Así, Nicolás ha destacado el compromiso del Gobierno regional de aumentar partidas en líneas de ayuda empresarial si llegan a quedarse sin fondos. Por su parte, De la Rosa ha señalado que desde la perspectiva de CCOO el acuerdo "podría haber sido mejor", pero ha dado prioridad al hecho de "tenerlo" para fijar una senda de reconstrucción socioeconómica en Castilla-La Mancha.

Desde UGT, el miembro de su gestora regional Carlos Duque ha sido quien menos reparos ha expuesto a este nuevo acuerdo social. Duque hizo un canto a la unidad en la región para ir saliendo de los problemas originados por el coronavirus. "Es el momento en el que todo el mundo tenemos que arrimar el hombro, porque de esto solo se sale cuando rememos todos en la misma direccion", avisó.

 

231 millones en nueve grandes líneas.

La consejera de Economía, Patricia Franco, fue la encargada de presentar ante la prensa las líneas maestras de este plan, tras celebrarse su firma este lunes por los representantes de Cecam y sindicatos y el presidente de la Junta, Emiliano García-Page.

Franco remarcó que el plan supondrá una inversión de unos 231 millones de euros, de los cuales unos 117 millones se aplicarán este año y el resto se ejecutarán en los años 2021 y 2022.

Todos estos fondos se distribuirán en nueve grandes líneas de actuación: fomento empresarial, apoyo a los autónomos y autoempleo, apoyo a los trabajadores afectados por ERTE y otras reducciones de empleo, conciliación de las vidas familiar y laboral, políticas activas de empleo sobre todo para los más vulnerables ante el paro, seguridad y salud laboral, y líneas específicas para turismo, comercio y artesanía como sectores económicos más golpeados por el confinamiento domiciliario que ha traído el coronavirus.