La Guardia Civil busca por el microchip al dueño del caballo

J.M.
-
Imagen de archivo - Foto: David Pérez

La mujer fallecida, de 39 años, viajaba con su marido y sus tres hijos a Los Navalucillos para pasar la Nochevieja

El equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico de Talavera busca identificar al dueño del caballo que provocó el pasado día 30 de diciembre un accidente mortal en el que se vio implicada una familia que se dirigía a Los Navalucillos. La fallecida, Inmaculada de 39 años, viajaba con su marido y sus tres hijos pequeños por la CM-4015 cuando chocaron contra un equino. Los cinco iban a pasar la Nochevieja junto con el resto de sus allegados.

Según informó ayer a este diario la Guardia Civil, el dueño del caballo no está identificado todavía, pero el animal sí llevaba el microchip de identificación. En este sentido, los agentes esperan la confirmación del nombre del propietario por parte del órgano correspondiente. Fuentes del sector equino indicaron a este diario que la Junta de Comunidades, mediante las oficinas comarcales agrarias, disponen de estos datos y señalaron que en los últimos seis años tenían constancia de dos accidentes provocados por caballos en la provincia pero sin víctimas mortales.

La Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha apuntó a la agencia Europa Press que de momento no se había presentado ninguna denuncia por el accidente, pero las investigaciones de la Guardia Civil seguían su curso de oficio por haber una fallecida.

El accidente de tráfico ocurrió pasadas las 20 horas del pasado 30 de diciembre en la carretera CM-4015, que comunica la A-5 con la comarca de la Jara. Como la familia siniestrada residía en la Comunidad de Madrid, parece razonable que dejaran la autovía en el desvío de Otero. El choque sucedió a la altura del kilómetro 5,6, concretamente en el término municipal de Domingo Pérez.

El marido y los tres niños fueron trasladados al Hospital Virgen de la Salud de Toledo y ya están recuperados del accidente, según confirmó a este diario el alcalde de Los Navalucillos, José Ángel Pérez, quien mostró la consternación de todos los vecinos por el suceso.

Se trataba de una familia muy conocida porque los progenitores de los adultos son naturales de Los Navalucillos. «Venían a pasar la Nochevieja», lamentó el regidor, quien estuvo el martes en el funeral celebrado en el municipio.

Como reacción, el Ayuntamiento decidió la suspensión de la San Silvestre que se iba a correr el 31 por la mañana. El alcalde llamó a la responsabilidad de los dueños de animales para hacerse cargo de su cuidado.