Falta mano de obra para la recogida de aceitunas

Efe
-
Falta mano de obra para la recogida de aceitunas - Foto: Yolanda Lancha

El responsable del olivar de Asaja de Cuenca, Gerardo González Bello, ha indicado que cada vez tienen más problemas para encontrar trabajadores

 La organización agraria Asaja de Cuenca ha advertido este jueves que no se encuentra mano de obra para recoger la aceituna en la provincia, como ocurre en otros puntos del país, mientras el sector espera "la mejor campaña de los últimos cinco años", tanto en calidad como en cantidad. En declaraciones a Efe, el responsable del olivar de Asaja de Cuenca, Gerardo González Bello, ha indicado que cada vez tienen más problemas para encontrar mano de obra legal, por lo que no descartan organizarse el año que viene para traer contingentes extranjeros, como en otros sectores."Cada año el problema es más grande, no encontramos a nadie que quiera trabajar en el campo", ha asegurado González Bello, que ha precisado que no solo se necesita mano de obra para la recogida de la aceituna, sino también para la temporada de poda y en otras épocas del año. No encuentran mano de obra "a pesar de los jornales ni de que ahora en invierno las horas de trabajo son mucho menores", ha lamentado. 
En este sentido, ha reiterado que no descartan organizarse a través de las cooperativas y de los sindicatos para reclamar contingentes extranjeros en los próximos años.González Bello ha explicado que en la provincia de Cuenca hay más de 40.000 hectáreas dedicadas al olivar, principalmente en la comarca de la Alcarria, donde ha comenzado estos días la recogida mecanizada. Al respecto, ha augurado que esta campaña será "muy buena", es probable que "la mejor de los últimos cinco años", tanto en la calidad del fruto como en rendimiento en kilos. Esta semana, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha comentado que se prevé una buena campaña de recogida de la aceituna en Castilla-La Mancha, con una producción más alta que el pasado año, que ha cifrado en 120.000 toneladas de aceite de oliva.