3.000 kilómetros de extrema peligrosidad

SPC
-
3.000 kilómetros de extrema peligrosidad

Huesca es la provincia que tiene una mayor proporción de kilómetros con un elevado riesgo de accidente

Un total de 3.018 kilómetros de carreteras tiene un riesgo elevado o muy elevado de que en ellas se registre un accidente grave o mortal, lo que representa el 12,2% de la red viaria estatal, si bien este índice ha mejorado en dos puntos respecto a 2017. Esa la conclusión a la que ha llegado el estudio EuroRAP 2018 que cada año analiza la accidentalidad viaria.
Por provincias, Huesca, con el 52%, es la que cuenta con mayor proporción de kilómetros con elevado o muy elevado riesgo de accidente, seguida de Teruel (43%), León (32%) y Lleida (31%), mientras que por comunidades encabeza la lista Aragón, con el 35%, lo que significa que triplica, que es del 12%.
Tras Aragón se sitúan, ya lejos, Cataluña y Asturias (con el 16%), Galicia (15%) y Castilla y León (13%). Castilla-La Mancha se ubica en la media nacional (12%) y el resto por debajo.
En el análisis por tramos es el de Lugo de la N-642 entre el cruce con la N-640 y el cruce con la N-634 en Ribadeo (8,2 kilómetros) el más peligroso de España.
Un recorrido limítrofe entre de Lleida y Huesca, en la N-230, es el segundo más peligroso, al que sigue otro en la N-260 en Ripoll (Girona) en su cruce con la N-152.De los 10 tramos más peligrosos, tres corresponden a Galicia, en tanto que Cataluña y Castilla y León tienen dos cada una y el resto se encuentran en Aragón, Castilla-La Mancha y Murcia.
Por tipo de vía, el estudio subraya que el 22% de los kilómetros de las vías de calzada única tiene un riesgo elevado de que en ellas se produzca un accidente, en tanto que las autopistas son las carreteras más seguras, con el 65% de riesgo muy bajo, porcentaje que es del 50% en el caso de las autovías.
Por su parte, la mitad de los accidentes graves de camiones se sitúan en 4.194 kilómetros (el 16,9 por ciento) y el tramo con más concentración de siniestros está en la A-1 en Burgos y transcurre por el Condado de Treviño.
La Fundación del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) lamenta que no se pueda conseguir en 2020 el objetivo de la década de reducir en un 50% las muertes en carretera, ya que entre 2010 y 2017 la disminución fue del 26%. De todos modos, y pese al estancamiento, e incluso repunte, de la siniestralidad, España tiene un nivel de seguridad vial superior a muchos países europeos, aunque hay que tomar medidas, entre ellas recuperar la inversión en la mejora de las carreteras.