Italia padece un repunte de fallecidos con 262 el último día

EFE
-

El país transalpino se prepara para abrir numerosos negocios y establecimientos el próximo lunes, después de que el Gobierno permitiera a las regiones adelantar dos semanas las reaperturas

Italia sufre un repunte de fallecidos con 262 el último día - Foto: CLAUDIO PERI

Italia ha registrado un repunte de los fallecidos con coronavirus, con 262 en las últimas 24 horas, después de una semana por debajo de los 200, y ya son 31.368 desde el inicio de la crisis, según el último balance oficial de Protección Civil.

El número de contagios totales desde que se detectó el virus el 21 de febrero es de 223.096, con un aumento respecto a ayer de 992, algo superior al miércoles.

Una gran parte de los nuevos fallecidos, 111, se han registrado en la región septentrional de Lombardía, la más afectada del país, donde también se han contabilizado más de la mitad de los nuevos contagios (522).

Por otro lado sigue cayendo el número de personas actualmente enfermas, que se sitúa en los 76.440 pacientes, 2.017 menos que ayer, miércoles.

De estos, 64.132 están aislados en sus casas sin síntomas o síntomas leves, 11.453 hospitalizados y 855 en cuidados intensivos, 38 menos que en el último parte, lo que sigue aliviando la presión en los hospitales italianos, muchas veces prácticamente desbordados.

Las regiones más afectadas siguen siendo las del norte del país, especialmente Lombardía, epicentro de la crisis, o la cercana Piamonte, mientras que la isla de Cerdeña (suroeste) hoy no registró nuevos contagios, los enfermos son los mismos que ayer: 1.345.

En este escenario, Italia, en plena desescalada tras más de dos meses de confinamiento, se prepara para abrir numerosos negocios y establecimientos el próximo lunes, después de que el Gobierno permitiera a las regiones adelantar dos semanas las reaperturas.

La desescalada o Fase 2 comenzó el 4 de mayo, cuando se retomaron los sectores de la construcción y de las manufacturas, lo que hizo que cerca de 4,5 millones de personas volvieran al trabajo y se sumaran a los sectores esenciales que nunca cerraron, como la alimentación, la logística o las farmacias.

Desde entonces la población, además de para hacer la compra, por trabajo y por urgencias, puede salir a hacer deporte, pasear o visitar familiares, siempre con mascarilla y respetando las distancias de seguridad.

En un primer momento se estipuló que el 18 de mayo sería el día de la reapertura de bibliotecas, museos y comercios minoristas y el 1 de junio el de bares y restaurantes, que ahora mismo pueden servir productos "para llevar", y centros estéticos como las peluquerías.

Sin embargo se espera que los bares, restaurantes y peluquerías puedan abrir en gran parte del país el próximo lunes, mientras están a la espera de los protocolos de seguridad del Gobierno.

El Ejecutivo que preside el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, aprobó anoche un decreto que destina 55.000 millones de euros para ayudas a las familias, empresas y sectores más afectados por la crisis y que incluye además la regularización temporal de cientos de miles de migrantes que trabajan como jornaleros o cuidadores domésticos en el país.