La 'superfamilia' Muñoz-Moya recibe a su décimo hijo

Redacción
-

Matías, un bebé de apenas tres días, es el nuevo miembro de los Muñoz-Moya, una familia de Cuenca que se ha convertido en una de las pocas de España en alcanzar los diez hijos

La 'superfamilia' Muñoz-Moya recibe a su décimo hijo

Matías, un bebé de apenas tres días, es el nuevo miembro de los Muñoz-Moya, una familia de Cuenca que se ha convertido en una de las pocas de España en alcanzar los diez hijos.

Esther, de 43 años, alumbró a su vástago número diez el pasado 29 de diciembre en el Hospital 'Virgen de la Luz' de Cuenca y ha podido dar la bienvenida al nuevo año 2020 en casa, con toda su gran familia.

En una conversación telefónica con EFE, ha relatado que le dieron el alta horas antes de la celebración de la Nochevieja, que ha podido pasar junto a su marido, Ángel, y el resto de sus nueve hijos.

“Matías es un regalo”, señala Esther con una sonrisa y gran emoción al otro lado del teléfono, tras diez partos naturales en los últimos dieciocho años.

Esa es la edad que tiene su primogénito, al que siguieron otros que ahora tienen 16, 15, 13, 10, 8, 7, 5, 2 años y el último, Matías, de apenas tres días.

Esther se define como una “mujer normal”, que saca adelante a su familia con su marido, Ángel, como cualquier otra.

Destaca eso sí que, en el día a día, todo es cuestión de organización y de tener claras las prioridades, además de remar en la misma dirección en la educación de los hijos: seis varones y cuatro mujeres.

Él trabaja también fuera de casa como auxiliar de farmacia y ella colabora con Adevida, asociación en la que ofrece a otras mujeres su gran experiencia en el cuidado de los hijos, la economía familiar y el hogar.

Precisamente, la presidenta de Adevida Cuenca, Alicia Latorre, los ha calificado como un “matrimonio extraordinario” con una “generosidad inmensa”.

En este sentido, ha destacado la labor que llevan haciendo en el colectivo que representa durante dos décadas, al tiempo que ha resaltado que a lo largo del año 2019 pudieron atender a 105 mujeres y ver nacer a 25 niños.

“Han sido vidas salvadas”, ha enfatizado Latorre, quien lamenta que, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, en 2018 se llevaran a cabo 240 abortos provocados en la provincia de Cuenca.

Según las cifras de 2018 del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social consultadas por EFE, un total de 41 familias de Castilla-La Mancha contaban con el título de familia numerosa, de categoría especial, por tener ocho o más hijos, diecisiete de ellas en Toledo, nueve en Cuenca, seis en Albacete y Ciudad Real y tres en Guadalajara.

En España eran 855, 204 de ellas solo en Andalucía.