Beatriz Real reina en la montaña

Héctor Madrigal
-

La infatigable atleta del CA Cuenca Dolomía es un ejemplo de superación en cada prueba

La exigencia de la montaña hace mucho más fuerte a la atleta Beatriz Real. - Foto: B.R.

L a altitud, los desniveles, el frío o el calor más extremo ponen a prueba a diario la capacidad física y la fortaleza mental de la incombustible Beatriz Real, la mejor corredora conquense de trail-running desde que inició su idilio perfecto con la montaña en 2009.
 
«Antes vivía en el Pirineo oscense y decidí competir en estas carreras junto a varios compañeros, como Nacho y Vidal», recuerda la atleta del CACuenca Dolomía, que a sus 38 años luce un poderío descomunal en los eventos más prestigiosos de la especialidad.
 
«En los últimos dos o tres años me encuentro cada vez mejor. La clave es ser muy constante, prepararte a fondo y fortalecer bastante la espalda, que sufre mucho en las subidas», desvela la runner de Carboneras de Guadazaón.
 
La carrera, el gimnasio, la bicicleta y la natación le ayudan a superar los desafíos más inhumanos, como el que vivió el pasado mes de octubre en el valle de Anergui de Marrakech (Marruecos), donde impuso su dominio en el I Trail Internacional del Atlas tras superar una maratón muy técnica. «La verdad es que no me encontré muy bien porque hacía demasiado calor y acusé la altitud –superior a los 3.000 metros–. Al final, me sobrepuse a estas condiciones y conseguí la victoria», detalla.
 
Más dura aún resultó la Travesera de los Picos de Europa, de 73 kilómetros y 14.000 metros de desnivel acumulado: «Lo pasé fatal porque luego supe que tenía anemia. Fueron 18 horas de lucha junto a Miguel Ángel Santamaría. Espero repetirla algún día». 
 
Tirar la toalla, prohibido. Real compagina su amor por el deporte con su trabajo en la Guardia Civil. En ese pulso infinito a la adversidad, la conquense siempre saca fuerzas de flaqueza y nunca tira la toalla. «El cuerpo aguanta más de los que nos creemos. Es necesario ganarle la batalla a la mente porque uno puede hacer todo lo que se propone con trabajo y un buen entrenamiento», subraya. 
 
La ganadora de las dos últimas ediciones de la Media Maratón Ciudad de Cuenca defenderá hoy título en Palomera, donde «intentaré ganar, más allá de rebajar o no la marca, que es algo secundario». 
 
Entre los retos de la carbonerense, todo un ejemplo de superación, está «disputar alguna ultra de varias etapas». Y es que el atletismo es «todo para mí», pues «desconecto mucho en las pruebas y disfruto de la naturaleza y la soledad. Es una forma de evadirse que me hace sentir genial». Porque Beatriz marca el ritmo en Cuenca y reina en la exigente montaña.