Las mascotas podrán entrar en los restaurantes y hoteles

C.S.Rubio
-

El anteproyecto de Ley de Bienestar Animal ya tiene el visto bueno del Consejo de Gobierno. Se prevé que salga de las Cortes antes de abril. Esta ley prohibirá el uso de animales salvajes en los circos, pero permitirá caballos o perros

Las mascotas podrán entrar en los restaurantes y hoteles - Foto: VÁ­ctor Ballesteros


El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al anteproyecto de Ley de Bienestar Animal, tras más de cuatro años de trabajo y un millar de propuestas recibidas de colectivos tan dispares como los ecologistas o las organizaciones de cazadores. Un encaje que ha sido complicado de llevar a cabo y que ha supuesto significativos cambios con respecto a los primeros borradores presentados, allá por 2017.   Si no hay imprevistos de última hora, este texto podría aprobarse en las Cortes de Castilla-La Mancha antes del próximo abril.
El objetivo es situar a la región «a la vanguardia» del bienestar animal, según explica el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, principal valedor de este anteproyecto de ley. Tanto es así, que uno de sus hitos es el de considerar a los animales como «seres sintientes y sensibles», eliminando su concepción como «cosas» o «propiedades», presente en la actual normativa, aprobada en los años 90.
Otra de las novedades de esta  futura ley es que incluye en su seno a todo tipo de animales, no solo a los domésticos. Eso sí, con excepciones. De momento, los toros de lidia no entran en esta ley,  como tampoco lo hacen los animales productivos, la fauna salvaje o los vinculados a parques zoológicos, que cuentan con una normativa específica.
Los que sí estarán dentro son los perros de caza, excepto en el momento propio de la actividad cinegética, en el que se regirán por la Ley de Caza regional. Y también se entra a regular el tiro a pichón. Si bien en un principio se planteaba su prohibición total, se ha optado finalmente por su limitación, reduciendo su práctica a campos tiros autorizados y vetando la utilización de cañones para lanzar al animal. «Los pichones tendrán que salir de jaulas», insiste Martínez Arroyo.

no a las peleas de gallos. Lo que sí se ha logrado prohibir son las peleas gallos y perros, así como la exhibición de animales con fines comerciales, las mutilaciones con fines estéticos o el uso de animales vivos para alimentar a otros.
Con todo, la principal novedad de esta ley es su intención de normalizar el día a día con la mascota. Se permitirá su entrada en los transportes y edificios públicos, así como en restaurantes, bares y hoteles. ¿Qué cambia en relación a la normativa actual en estos últimos casos? Que ahora los locales que permiten la entrada de animales lo deben indicar con un distintivo en su entrada, mientras que con esta ley será al revés. Si no se quiere dejar entrar a animales domésticos, se tendrá que dejar claro con una placa en la puerta.
Circos sin elefantes. Uno de los elementos que más se ha destacado de esta futura ley fue su inicial idea de prohibir totalmente la presencia de animales en circos. Finalmente, esta prohibición se limita al uso de animales salvajes, permitiéndose la presencia de otros considerados como ‘domésticos’, como caballos o perros. En cuanto a las ferias, ya no podrán usar animales atados en sus atracciones.
Estas limitaciones no afectan sin embargo a los espectáculos ‘no itinerantes’, como los del parque temático ‘Puy du Fou’. Como aclara Martínez Arroyo, este tipo de recintos son considerados «núcleos zoológicos» y, como tales, pueden trabajar con todo tipo de animales siempre y cuando respeten la normativa de Bienestar Animal y cuenten con los permisos oportunos.
Otro de los grandes objetivos de esta ley es el de alcanzar el horizontes de «sacrificios cero», siempre con las excepciones necesarias en materia sanitaria, de seguridad o de zoonosis. También se establece la figura de la eutanasia de animales, que será siempre prescrita y realizada por un veterinario de manera rápida e indolora.
En esta línea, el consejero avanza que, una vez que esté aprobada esta ley, la Junta realizará campañas de sensibilización «con el objetivo conciencia a la población de la tenencia responsable animales», «evitar su compra impulsiva» y «su abandono».
En materia de identificación animal supondrá una simplificación para los propietarios de mascotas. Frente al doble registro actual (el regional y municipal), existirá un único Registro gestionado por el Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha bajo las directrices de la Dirección General de la Consejería con competencias en materia de identificación y registro de animales, al que tendrán acceso las Administraciones con competencias en el ámbito de aplicación de esta ley.
Además, se actualizan las sanciones «multiplicando por diez» las más graves. El tope pasa de los 6.000 euros actuales y a los 60.000.