Prieto recibe a Cifuentes que tratará de escalar el Fitz Roy

Redacción
-
Prieto recibe a Cifuentes que tratará de escalar el Fitz Roy

El presidente de la Diputación ha recibido en audiencia al alpinista conquense, quien le ha trasladado al detalle cómo será esta nueva aventura en la Patagonia argentina, que iniciará el próximo martes, 8 de enero, y en la que contará con la colabora

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, ha deseado mucha suerte al alpinista conquense Pedro Cifuentes ante el que será su tercer intento de realizar la travesía en solitario de la emblemática cordillera montañosa del Fitz Roy, en la Patagonia argentina. Y lo ha hecho durante el encuentro mantenido este miércoles en el Palacio Provincial, en el que el escalador ha detallado los pormenores de esta nueva aventura, que ya intentara en enero de 2017 y 2018, y que en esta ocasión emprenderá el próximo martes, 8 de enero. Prieto no ha dudado en elogiar la tenacidad de Cifuentes por este nuevo intento a la cordillera del Fitz Roy, resaltando, además, tanto su determinación y arrojo como su afán de superación, que, a su juicio, son todo un ejemplo para cualquier deportista, sea de la disciplina que sea. No es de extrañar, en consecuencia, que el presidente le haya informado que va a contar con la colaboración de la institución provincial en este nuevo reto, que espera lo consiga haciendo valer ese dicho popular que dice “a la tercera, va la vencida”. Y es que, tal y como ha subrayado, si finalmente logra el reto, será el primer recorrido en solitario a nivel mundial de estas características, puesto que tiene que afrontar 4.000 metros de escalada vertical para ascender a la cadena de picos que conforman el famoso cerro patagónico; y todo ello, sin descender de la pared, que es lo que precisamente hace más grande esta gesta. Una aventura que, en opinión de Prieto, permitirá una vez más que el nombre de Cuenca aparezca en el olimpo del alpinismo, al igual que ocurriera en las distintas expediciones anteriores, como fue el caso de la primera travesía en solitario a las tres Torres del Paine en la Patagonia chilena (2013) y que le valió su nominación al premio más prestigioso del mundo del alpinismo, el Piolet de Oro, o las subidas en solitario a la Torre Sin Nombre en Trango Tower (Pakistán) en 2014 y 2015, en las que ascendió un total de 6.000 metros y estuvo colgado en la pared durante veinte días.