TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Resistir es el estilo

21/01/2020

En un mero ejercicio de supervivencia, paralelamente a la irrupción de los superequipos dominadores se creó una recua de conjuntos dominados. Por simplificar la imagen, como es imposible que dos contendientes tengan el balón el 75 por ciento del tiempo, porque a esto sigue jugándose con solo una pelota, hubo que sobrevivir siendo competitivo con el 25 por ciento, ¿de acuerdo? Y en algún momento del camino, una serie de ‘superentrenadores’ decidieron que la posesión no importaba, sino la forma en la que usabas el esférico el poco-poquísimo tiempo que lo tuvieses. Patadón, carrera y golpe de fortuna en tu único remate:con un uno por ciento de posesión podías ganar partidos. La clave era no encajar; la tendencia, el 0-0; la consigna, afear el choque:como dijo el filósofo, «cuanto peor, mejor». 
Resistir es un estilo. Válido si eres deportiva y presupuestariamente inferior a tu rival. No solo válido: también lícito. El Granada, en el Camp Nou, plantó tres líneas juntitas, tiró de piernas y solidaridad, fue dueño de la pelota el 18 por ciento del tiempo y pudo llevarse el gato al agua con un disparo, solo uno, que se fue al palo. «Un equipo muy bien organizado» o «está bien trabajado» son los halagos más repetidos que coleccionan estos ‘resistentes’, similares al «bastante has hecho» que el boxeador de medio pelo recibe tras aguantarle siete u ocho asaltos a la bestia parda de turno. Y sin embargo, hay mucho más detrás: miren las primeras palabras, pues es un «ejercicio de supervivencia» de equipos a los que mandan a la guerra con piedras mientras el rival usa armamento pesado. El propio reparto injusto, el crecimiento imparable y hasta cierto punto ilegítimo de Madrid, Barça y otros monstruos del fútbol actual, ha creado este ejército de equipos para los que el 0-0 es ‘dios’. Si lo logran...