Arabella Siles publica su primer poemario balsámico contra el mal de amor

Manuel Pérez
-

'Desenredar el aire' fue presentado ayer en el Centro Cultural Aguirre dentro de un recital amenizado con música tibetana

Arabella Siles posa junto a su poemario ‘Desenredar el aire’. - Foto: Reyes Martínez

 
Tras años en la sombra como gestora cultural y representante de artistas y escritores, Arabella Siles decide ponerse del otro lado con la publicación de su primer poemario, que lleva por título Desenredar el aire, y que fue presentado ayer en el Centro Cultural Aguirre dentro de un recital en el que la autora deleitó a los presentes acompañando sus versos con la sonoridad de unos cuencos tibetanos. 
En declaraciones a La Tribuna de Cuenca horas antes del acto, la flamante escritora explicaba que este primer libro de poemas surge de las heridas que le produjeron una historia de amor.
Siles quiere que la experiencia adquirida tras superarla sirva a personas que puedan estar pasando por lo mismo. Así, a través de versos que hablan del desamor y de la pérdida de la idealización de este sentimiento, la autora pretende auxiliar a aquellos lectores que puedan estar inmersos en un proceso de búsqueda personal como el que ella vivió en primera persona.
En su caso, afirma que escribir ha sido «clarificador y sanador», pues en el acto de la escritura ha encontrado el bálsamo que curaba un dolor que llegó a afectarle incluso físicamente. «Escribir ha sido como una muerte interna que me ha permitido desprenderme de la pena. Y, en este sentido, la poesía ha sido la fuente de la que he bebido para vivir, para honrar la vida y para entender la verdad del sufrimiento», aseveró. 
Siles promete que su producción poética irá más allá de esta primera obra, e informa de que quizá su próximo libro pueda contener algunos de los poemas escritos en Cuenca durante los siete meses que ha estado apartada, a modo de retiro, en el Pinar de Jábaga.
Desenredar el aire está publicado por la editorial cordobesa Utopía. La obra cuenta con prólogo de Julio Llamazares y una ilustración en la portada de Luis Eduardo Aute. Tras su presentación en Cuenca, Siles lo dará a conocer en Granada y, antes de final de año, en México.