29 muertos en dos ataques terroristas en Burkina Faso

EFE
-

El Gobierno intentará que los convoyes humanitarios que viajan a las zonas afectadas por la violencia extrema en el país lo hagan con escolta armada para evitar este tipo de ataques

29 muertos en dos ataques terroristas en Burkina Faso

Al menos 29 personas han fallecido en dos ataques terroristas diferentes perpetrados en Burkina Faso, uno un ataque contra un convoy de vehículos en el centro-norte del país y el otro una explosión bomba contra otro coche de transporte de pasajeros en el norte, informó el portavoz del Gobierno.
Un convoy que transportaba víveres y pasajeros entre las localidades de Kelbo y Dablo, en la región del Centro-Norte, fue atacado ayer por hombres sin identificar, que acabaron con la vida de 14 personas.
Tras el episodio, el Gobierno intentará que los convoyes humanitarios que viajan en las zonas afectadas por el terrorismo en el país lo hagan con escolta armada, informó la oficina de portavocía del Gobierno y ministerio de Comunicación en un comunicado divulgado a última hora del domingo.
Mientras, en la provincia de Sanmatenga, en el norte, un camión de transporte comunitario pisó un artefacto explosivo, lo que causó 15 muertos y seis heridos en la carretera que une Barsalogho y Guendbila, informó el ministro de Comunicación, Remis Fulgance Dandjinou.
Desde 2015, la empobrecida región del Sahel en el norte de Burkina Faso -que comparte frontera con Malí y Niger- lucha contra una ola creciente de ataques yihadistas, que en los últimos tiempos se ha extendido también hacia el este, cerca de la frontera con Togo y Benin.
El deterioro de la seguridad llevó incluso al Gobierno de Uagadugú a declarar el estado de emergencia en diciembre en varias provincias del norte limítrofes con Mali.
En uno de los últimos incidentes, el pasado 19 de agosto, al menos 24 militares murieron en un "ataque de gran envergadura" perpetrado por milicianos de "grupos terroristas no identificados" en el norte de Burkina Faso, informó entonces el Ejército.
La mayoría de los ataques en la antigua colonia francesa se atribuyen al grupo local Ansarul Islam, fundado en diciembre de 2016, y al Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (GSIM), leal a Al Qaeda en el Magreb Islámico.