Las claves de la jornada

EFE
-

Las claves de la jornada - Foto: Jesús Diges

1. El Real Madrid se levanta con goles

La prueba era dura para el líder. El Sadar, siempre un estadio que te lleva al límite para ganar, midió el efecto de la caída copera del Real Madrid. Osasuna apretó de inicio, se adelantó en el marcador y obligó a los de Zinedine Zidane a trabajar una remontada con la que lanza un mensaje de solidez desde el liderazgo. Con Bale recuperado para la causa pero Isco asumiendo el liderazgo. En un estadio donde marcó por tercera vez y guió la reacción blanca. Sergio Ramos, Lucas Vázquez y hasta Luka Jovic pusieron tantos para dejar atrás un mal partido ante la Real Sociedad que costó una competición y mantener la velocidad de crucero en Liga con cinco triunfos consecutivos.

 

2. El Barcelona supera una prueba de fuego

En un partido loco, remontando, llevado al límite, el Barcelona mantiene el ritmo que marca el Real Madrid. Cada golpe del Real Betis lo respondió. Cayó y se levantó. Un tanto clave de Sergio Busquets en el tercer minuto del añadido de la primera parte cambió el panorama en el segundo acto. Al ritmo de Leo Messi que dio una nueva lección sin necesidad de marcar. En un duelo que tuvo de todo, con polémica, expulsiones y un tanto final de Lenglet que permite al equipo de Quique Setién superar un examen exigente. Aún más tras caer en Copa del Rey en San Mamés sin acusar los efectos de la eliminación.

 

3. El Getafe, mucho más que solidez defensiva

El momento histórico que protagoniza el Getafe le impulsa a exhibiciones que entierran la eterna fama que persigue a José Bordalás, de técnico defensivo y al mando de equipos duros. Frente al Valencia, su equipo fue un vendaval de fútbol. Ante un rival directo para asentarse en la zona Champions. Hasta 22 remates, 10 a la puerta defendida por Jaume Doménech que evitó una goleada de escándalo a un Valencia que no se presentó. La exhibición de Jorge Molina, con un doblete a sus 37 increíbles años, y la pegada de Jaime Mata muestran las credenciales de un equipo que va camino de hacer realidad su gran sueño.

 

4. El alivio de Correa y Oblak

El Atlético no es todavía el Atlético. Ni se parece al que se esperaba en verano ni tampoco al de cursos precedentes con Diego Simeone en el banquillo. Tiene alguna seña, como la presión que recuperó con éxito, pero solo los primeros 10 minutos, y algún futbolista coincidente, pero aún es ajeno al nivel que se le presupone. Ganar, tan habitual antes, es hoy un tesoro -y un sufrimiento- para el conjunto rojiblanco, que camina entre la decepción y la inconstancia, alejado de sus pretensiones sobre el terreno y en la clasificación y agarrado al momento de Ángel Correa, que ha marcado o dado ocho de los últimos diez goles del equipo, y a las paradas de Jan Oblak. Venció 1-0... Pero sigue en crisis. El Liverpool ya asoma en el horizonte. En nueve días lo tiene en el Wanda Metropolitano.

 

5. El Celta dinamita la lucha por la permanencia

Firmó un triunfo que levanta el ánimo y cambia la dinámica de cualquier equipo. Ante un rival de la entidad del Sevilla, en Balaídos, remontando un tanto que le hundía en el último puesto de la clasificación pero sacado de la zona de descenso por Pione Sisto. El jugador al que pudo castigar Óscar García tras su acto de indisciplina en un cambio y con el que recoge el premio a su mano izquierda. Mete al Mallorca en descenso, en una dinámica negativa y acusando de nuevo ser el peor visitante con un punto de 33 posibles, cayendo ante un Espanyol que resucita y ya a dos puntos la salida del túnel. El Leganés frena en seco con una derrota sin oposición frente al Levante.