Nuevo Plan de Inspección de Servicios Sociales

EP / LT
-
La consejera de Bienestar Social con algunos de sus directores generales. - Foto: David Pérez

El DOCM ha publicado una Orden de la Consejería de Bienestar Social, por la que se aprueba el Plan de Inspección de Servicios Sociales para 2019, que fija el programa de sujeciones físicas y farmacológicas

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado una Orden de la Consejería de Bienestar Social, por la que se aprueba el Plan de Inspección de Servicios Sociales para 2019 y se establecen las prioridades en materia de inspección. En éste se mantiene el Programa de control de sujeciones físicas y farmacológicas en los servicios sociales del año 2018.
Estas actuaciones de la autoridad de servicios sociales deben estar alineadas con la política de mejora continua de los servicios sociales, de forma que contribuyan a una mayor seguridad y calidad de los mismos y a una protección efectiva de los derechos de las personas que los utilizan; asimismo se deberá garantizar que las personas usuarias de los mismos reciban una atención adecuada a sus necesidades, es decir una atención integral y personalizada, según publica el DOCM.
Dada la complejidad y la diversidad de centros dedicados a la prestación de servicios sociales y la distinta incidencia que se puede derivar para la garantía de la calidad y la seguridad de cada uno de ellos, se hace necesario establecer prioridades para la labor de supervisión, así como planificar esta labor en base a programas, de manera que se puedan enfocar los esfuerzos a puntos críticos y áreas de riesgo relevantes. El Plan de Inspección para el año 2018 incorporó como novedad el Programa de control de sujeciones físicas y farmacológicas en los servicios sociales, con carácter informativo y con la finalidad de evaluar la situación actual.
Su puesta en marcha ha supuesto un alto grado de interés sobre la materia de todos los profesionales implicados en los servicios sociales, al mismo tiempo que ha evidenciado «el largo camino que queda por recorrer y el cambio que se tiene que ir produciendo en la sociedad, en las propias familias y sobre todo en el modelo de cuidado de las personas dependientes que impera hoy en los servicios sociales».
Por todo ello, la Junta considera necesario seguir manteniendo en el Plan de Inspección para 2019 el referido Programa, con el mismo carácter informativo y de evaluación de la situación existente en cada centro evaluado, con el objetivo, entre otros, de seguir concienciando del elevado uso de las sujeciones y generar la adopción de buenas prácticas en la actividad asistencial en los servicios sociales de la región.
Yendo por áreas, el objetivo de los servicios para mayores pasan por supervisar los  recursos  humanos  disponibles, las condiciones higiénicas de las instalaciones y alimentación, así como el cumplimiento del ejercicio de los derechos y deberes de las personas usuarias establecidos en la  normativa vigente y en los reglamentos de régimen interno de los centros, el funcionamiento de la atención médica, farmacéutica y los servicios de prevención de la dependencia  y  promoción  de  la  autonomía personal.
En los servicios para menores se comparten objetivos en recursos humanos, condiciones higiénicas, pero también en la disponibilidad y cumplimiento de protocolos, de normas en materia de seguridad y la vigencia y coberturas exigidas en el seguro de responsabilidad civil.
En la parte del programa de control de sujeciones físicas o farmacológicas en los servicios sociales, se revisará la aplicación de medidas alternativas previas a las sujeciones, la prescripción de las medidas de sujeción o la gestión de dispositivos. Se asegurará la disponibilidad, características y uso del documento de consentimiento informado.