scorecardresearch

El líder de los disidentes cubanos llega por sorpresa a Madrid

EFE
-

Cuba niega haber acordado con España la salida de Yunior García, que permaneció encerrado en su casa durante la marcha del 15-N por el bloqueo policial que había organizado el Gobierno para impedir su participación en las protestas

El activista Yunior García retenido en su domicilio, vigilado por agentes de la seguridad del Estado, durante las marchas del 15 de noviembre - Foto: ALEXANDRE MENEGHINI

El artista cubano Yunior García Aguilera, uno de los promotores de la marcha convocada el pasado lunes para exigir un cambio político en la isla, aterrizó este miércoles en Madrid, confirmaron fuentes de la disidencia cubana en España y del Gobierno español.

El artista ha llegado a España junto a su mujer con un visado de turista y en un vuelo comercial, según informaron fuentes gubernamentales en Madrid.

El Gobierno cubano aseguró que no ha habido ningún acuerdo entre La Habana y Madrid para facilitar la marcha del país del disidente y que las autoridades cubanas "no tienen nada que ver" con la salida de García Aguilera, por lo que el activista habría tramitado el visado por su cuenta. Un representante del Gobierno cubano ha negado además que se haya amenazado a Yunior García o que se le haya forzado a abandonar el país, como ha denunciado la oposición después de la salida del país de otros activistas en los últimos meses.

García Aguilera permanecía desde el domingo encerrado en su domicilio porque agentes de la seguridad del Estado no le dejaban salir y en las últimas horas había dejado de responder al teléfono, lo que había llevado a varios activistas a denunciar su desaparición.

El activista y dramaturgo, de 39 años, había anunciado que marcharía solo y con una flor blanca el pasado domingo, en la víspera del protesta del 15N, por el centro de La Habana.

No obstante, García Aguilera no pudo salir a la calle por la presión de los agentes de la seguridad del Estado y de varias decenas de partidarios del Gobierno, que se concentraron frente a su domicilio para hostigarle. Sus comunicaciones además fueron interrumpidas.

Al día siguiente, el principal de la protesta, el activista tampoco salió de su domicilio. Al ir a preguntar por su situación, un familiar explicó que tanto él como su mujer no se encontraban bien tras lo sufrido en la jornada previa.

García Aguilera había cobrado relevancia en los últimos meses al convertirse en el rostro visible de la plataforma virtual Archipiélago, que aboga por un cambio político dialogado y pacífico y la liberación de los presos políticos y de conciencia en la isla.

Archipiélago había puesto en jaque al Gobierno cubano al convocar una protesta este pasado lunes, que animó a secundar a pesar de que las autoridades no la autorizaron.

El objetivo de la marcha, según explicó él mismo en una entrevista hace unos días, era "sacudir un país, hacer que la gente tome conciencia, generar un debate que provoque cambios", algo que espera que ocurra "de la manera más pacífica y cívica posible".

a iniciativa fue frustrada casi totalmente por el Gobierno cubano, que desplegó un gran número de agentes de la seguridad del Estado en las mayores ciudades del país e impidió que los principales activistas participasen en la marcha.

La ONG jurídica Cubalex confirmó al menos 77 casos de personas arrestadas, sitiadas en sus domicilios o víctimas del acoso de simpatizantes del Gobierno en los llamados "actos de repudio". No se han difundido cifras oficiales.