Page presentará un proyecto que va más allá de cuatro años

L.G.E.
-
Page el 30 de junio de 2015, cuando se presentó a su primera investidura para presidente de la Junta - Foto: Ví­ctor Ballesteros

En el corto plazo, el secretario de Organización del PSOE avanza que Page planteará la «recuperación total de los servicios públicos antes de la crisis» en la primera mitad de legislatura. En el largo plazo, quieren crecimiento sostenible y cohesión

Hace cuatro años cuando Page subió a la tribuna de las Cortes a presentarse para su primera investidura como presidente de la Junta, se llevó consigo el programa electoral del PSOE.  «El  programa  que  quiero  presentarles  hoy  es  el  programa  del  Partido  Socialista,  y  quiero  que  quede muy claro desde el primer momento», declaró al empezar su intervención. Lo tenía que aclarar porque iba a ser investido presidente gracias a los votos de dos diputados de Podemos, aunque reconoció que también se habían incorporado puntos concretos fruto de ese acuerdo con la formación morada.
«Señor  presidente,  ya  sé  que  no  suele  ser  habitual,  pero  me  va  a  permitir  que  le  haga  entrega  del  programa del PSOE», indicó el 30 de junio de 2015, «el programa lo es para 4 años, y lo quiero acompañar además con la declaración de la renta de este año, la que me corresponde».
En el debate de investidura que se celebra mañana, Page tiene delante de sí un panorama muy diferente. Por un lado, podrá presentar un programa sin las limitaciones que le suponía depender del apoyo de Podemos.Y según avanza el PSOE, presentará medidas que no solo se quedarán en los próximos cuatro años. Page quiere que su legado vaya más allá de la que será su segunda legislatura.
«Page va a realizar una batería de propuestas de futuro, que van a hacer la hoja de ruta de lo que considera debe caminar la región para las próximas décadas», apuntó en la víspera el secretario de Organización de los socialistas en Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez. Insistió en esta idea, pues aseguró que Page va a presentar «un proyecto político que no se va a limitar solo en su nacimiento a esta legislatura, sino que tiene que tener la ambición de romper los márgenes de esta legislatura y más allá para sentar las bases de lo que quiere ser Castilla-La Mancha las próximas décadas».
¿A qué mira el PSOE a tan largo plazo? Gutiérrez menciona un «crecimiento económico sostenible también desde el punto de vista medioambiental», persigue equiparación salarial entre hombres y mujeres, mira a la digitalización y a la cohesión territorial, con el foco puesto en el ámbito rural.
Pero también hay intereses a corto plazo. El número dos de los socialistas avanzó que habrá propuestas para «impulsar en la primera parte de la legislatura la recuperación total de los servicios públicos de Castilla-La Mancha antes de la crisis y del Gobierno del PP».  También adelanta que Page propondrá un acuerdo sobre financiación sanitaria en el ámbito castellano-manchego, para luego exigirlo a nivel estatal. «Queremos encontrar un espacio de consenso aquí para exigir consenso en Madrid», explicó. Gutiérrez indicó que empiezan por este punto concreto de todo el debate sobre financiación autonómica porque «por donde más aprieta el zapato es por la financiación de la Sanidad».
Esta idea de sacar un consenso en Castilla-La Mancha para luego llevarlo a Madrid como exigencia lo quiere también para el agua o para las infraestructuras, a la vista de que «se pueden enconar por la situación de inestabilidad política en el ámbito estatal».
Estatuto y Ley Electoral. En la investidura de hace cuatro años Page señaló que abriría un debate de reforma del Estatuto para blindar la Sanidad y Educación pública. También prometió un cambio de la Ley Electoral que «responda miméticamente a lo que piensa la gente» y anunció que lo acordaría no solo con los partidos con representación en las Cortes, sino con los que no la tenían entonces como IU y Ciudadanos, tal y como mencionó hace cuatro años.
Gutiérrez precisa que este objetivo no queda abandonado por parte del PSOE aunque no se haya podido cumplir en la pasada legislatura. «No lo pudimos hacer la legislatura pasada por dos razones, primero porque Podemos prefirió hacer otra cosa, dedicarse a otras tareas, y segundo porque quisimos cumplir nuestra palabra de que solo sería con consenso», expuso.
Esa idea la mantienen para la legislatura que comienza.  «Queremos una Ley Electoral y el Estatuto de Autonomía, pero solo si lo hacemos conconsenso político», reivindicó, «creo que tiene mérito decir,  ahora que tenemos mayoría absoluta, lo que decíamos al tener mayoría simple».
Y es que no quieren dormirse en los laureles de la mayoría absoluta, aunque Gutiérrez recalcó que son una de las dos comunidades en las que hay. «Después de haber obtenido mayoría absoluta, lo único que ha provocado en Page es redoblar las ansias de pactar más, dialogar más, acordar más».