'Microplástico', palabra del año 2018 para la Fundéu BBVA

SPC
-
‘Microplástico’, palabra del año 2018 para la Fundéu BBVA

El término medioambiental se impone a otros como 'micromachismos' o 'descarbonización'

Cuando, hace ya unos años, se conoció de la existencia de una enorme isla de plásticos en medio del océano Pacífico se entendió que era un problema enorme..., pero distante. Hoy la contaminación por plástico de los ecosistemas marinos se presenta en forma de partículas minúsculas, a menudo indetectables a simple vista, pero que ya no solo están en algún remoto lugar de los mares.
Ahora está muy cerca, peligrosamente cerca: en el pescado que se come a diario, en la sal con la que se condimenta, en la inocente arena con la que se juega en la playa, en el propio cuerpo humano... Es el microplástico: el término elegido como palabra del año 2018 en la Fundéu BBVA y que está sirviendo para que se entienda mejor la dimensión y la cercanía de un problema que no es menor.
Los expertos calculan que cada año se vierten al mar unos ocho millones de toneladas de plástico, una ingente cantidad de desperdicios que ya no solo son un peligro para la vida de los animales marinos. Numerosos estudios demuestran que los trozos más pequeños en los que se descomponen las basuras de este material son ingeridos por los peces y, en el caso de las de menor tamaño, hasta por el plancton que forma la base de la cadena alimentaria marina. De ahí a la mesa solo hay un paso.
Tras elegir escrache en 2013, selfi en 2014, refugiado en 2015, populismo en 2016 y aporofobia en 2017, el equipo de la Fundéu BBVA explicó en palabras de su director general, Joaquín Muller, que «cuando hace unas semanas empezamos el proceso para elegir las 12 candidatas a palabra del año 2018, nos encontramos con que, sin pretenderlo, la mayoría de los términos que nos parecían más adecuados para definir de algún modo el año que acaba eran del ámbito social (mena, los nadie, micromachismo) o del medioambiental (microplástico, descarbonizar, hibridar)». Esto significa que las miradas van más allá de los focos políticos.