El marsupial que convivió en el Ártico con los dinosaurios

SPC
-

Un grupo de científicos de la Universidad de Colorado y de Alaska Fairbanks han encontrado evidencias de que en el Cretácico tardío existió un diminuto animal, del tamaño de un dedo pulgar, al que han llamado Unnuakomys hutchisoni

El marsupial que convivió en el Ártico con los dinosaurios - Foto: JAMES HAVENS

Una especie de marsupial previamente desconocida vivió en el Ártico de Alaska durante la era de los dinosaurios, agregando un vívido nuevo detalle a un complejo paisaje antiguo. 
El animal del tamaño de un dedo pulgar, llamado Unnuakomys hutchisoni, vivió en el Ártico hace unos 69 millones de años durante el Período Cretácico tardío. Su descubrimiento, dirigido por científicos de la Universidad de Colorado y la Universidad de Alaska Fairbanks, se describe en un artículo publicado en el 'Journal of Systematic Paleontology'. 
El descubrimiento se suma a la imagen de un entorno que, según los científicos, fue sorprendentemente diverso. El diminuto animal, que es el marsupial más septentrional jamás descubierto, vivía entre una variedad única de dinosaurios, plantas y otros animales. 
La vertiente norte de Alaska, que se encontraba a unos 80 grados de latitud norte cuando U. hutchisoni vivía allí, se pensaba que era un ambiente estéril durante el Cretácico tardío. Esa percepción ha cambiado gradualmente desde que se descubrieron los dinosaurios a lo largo del río Colville en la década de 1980, con nuevas pruebas que muestran que la región fue el hogar de una colección diversa de especies únicas que no existían en ningún otro lugar. 
Encontrar una nueva especie de marsupial en el extremo norte agrega una nueva capa a esa visión en evolución, dijo Patrick Druckenmiller, director del Museo de la Universidad de Alaska del Norte. 
"El norte de Alaska no solo estaba habitado por una amplia variedad de dinosaurios, sino que, de hecho, descubrimos que también había nuevas especies de mamíferos que ayudaron a completar la ecología", dijo Druckenmiller, quien ha estudiado dinosaurios en la región por más de una década. "Con cada nueva especie, pintamos una nueva imagen de este antiguo paisaje polar". 
Los marsupiales son un tipo de mamífero que lleva descendientes subdesarrollados en una bolsa. Los canguros y los koalas son los marsupiales modernos más conocidos. Los familiares antiguos eran mucho más pequeños durante el Cretácico tardío, dijo Druckenmiller. 'Unnuakomys hutchisoni' era probablemente más como una pequeña zarigüeya, alimentándose de insectos y plantas mientras sobrevivía en la oscuridad hasta durante cuatro meses cada invierno. 
El equipo de investigación identificó el nuevo marsupial mediante un proceso minucioso. Con la ayuda de numerosos estudiantes graduados y no graduados, recolectaron, lavaron y examinaron sedimentos de ríos antiguos recolectados en la vertiente norte y luego los inspeccionaron cuidadosamente con un microscopio. Durante muchos años, fueron capaces de localizar numerosos dientes fosilizados aproximadamente del tamaño de un grano de arena. 
Los dientes de los mamíferos tienen cúspides únicas que difieren de una especie a otra, lo que las hace un poco como huellas dactilares para organismos muertos hace mucho tiempo, dijo Jaelyn Eberle, el autor principal del estudio. 
El nombre Unnuakomys hutchisoni combina la palabra Iñupiaq para "noche" y la palabra griega "mys" para ratón, una referencia a los inviernos oscuros que soportó el animal y un homenaje a J. Howard Hutchison, un paleontólogo que descubrió el sitio rico en fósiles donde finalmente se encontraron sus dientes.