Grecia se para como protesta contra los planes del Gobierno

EFE
-

Los empleados del transporte público y de diferentes sector estatales y privados interrumpen su jornada durante 24 horas como reivindicación contra la reforma del derecho a la huelga y una ley que devalúa los convenios colectivos

Grecia se para como protesta contra los planes del Gobierno - Foto: CARLO ALLEGRI

Los trabajadores de diversos sectores estatales y privados, incluidos servicios de transporte público, han iniciado este martes una huelga de 24 horas, la primera desde la victoria de los conservadores en julio, contra diversas medidas que planea introducir el nuevo Gobierno.
Los sindicatos han convocado el paro laboral para protestar contra un plan que limita el derecho a la huelga y contra las disposiciones de un borrador de una ley para facilitar inversiones que se presentará en el Parlamento en octubre e introduce la primacía de los acuerdos de empresa sobre los convenios colectivos.
Los trabajadores se oponen especialmente a la disposición prevista por el Gobierno del primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, de introducir el voto electrónico obligatorio para declarar una huelga, y que ésta solo pueda tener lugar cuando obtiene un mínimo del 51 por ciento del apoyo de los afiliados.
Los autobuses y los troles, así como una de las tres líneas del metro ateniense, no circulan en toda la jornada (24 horas), mientras que las otras dos líneas del metro hacen paros por la mañana hasta las 09.00 y desde las 21.00 hasta la medianoche, y el tranvía se paraliza entre las 07.00 y las 11.00.
Al parón se han sumado asimismo los médicos y el personal sanitario de los hospitales, con excepción de los que prestan servicios mínimos.
Los ferris están amarrados en los puertos, a pesar del dictamen de un tribunal del Pireo que accedió a la demanda de los armadores y declaró ilegal la huelga en este sector.
El paro no afecta al transporte aéreo ni a los trenes de cercanías que hacen la conexión con el aeropuerto internacional de Atenas.
A la huelga se adhirieron asimismo los trabajadores de los medios de comunicación, que declararon un paro de tres horas, desde las 12.00 hasta las 15.00 horas.