El país que controló la pandemia

Agencias
-

Con solo 12 muertos en las últimas 24 horas, Portugal espera recuperar la confianza de los turistas de cara al verano tras haber conseguido frenar la COVID-19 con mucho éxito

La nación lusa tiene muchos encantos, como el castillo de Troncoso, en la Región Central de Portugal. - Foto: Carlos Garcia

Un destino responsable que supo gestionar con éxito la pandemia de la COVID-19 y podrá recibir a los turistas con la mayor seguridad. Es la apuesta de Portugal de cara a los próximos meses para remontar la crisis del país, que ya vislumbra una salida.
La nación lusa ha conseguido frenar el coronavirus mejor que sus vecinos. En las últimas 24 horas el país registró solo 12 nuevos fallecidos y 138 positivos, con lo que suman ya 1.126 muertos y 27.406 contagiados (un aumento del 0,5 por ciento), unas cifras muy inferiores a las de España, Italia o Francia, con las que Portugal espera ganarse la confianza de los turistas que se aventurarán a buscar un destino en el sur de Europa.
Es por ello que,  dada la evolución favorable de la pandemia, el Gobierno de Portugal trabaja de manera incansable en la recuperación de la normalidad en el país con la regulación del regreso de familiares a las residencias de ancianos, el uso del transporte público o el acceso a las playas de la costa atlántica, previsiblemente en el mes de junio.
De momento, la playa de la isla e Porto Santo, en Madeira, es la única de la que pueden disfrutar a partir de hoy sus bañistas.
Por su parte, a partir del 18 de mayo, fecha en la que comenzará la segunda fase de la desescalada en el país, las cafeterías y restaurantes, que hasta ahora se mantenían operativos con servicios de entrega a domicilio, podrán abrir al 50 por ciento de su capacidad.
Poco a poco Portugal comienza a recobrar su normalidad, y pese a que el impacto del turismo será «enorme» (las visitas internacionales caerán un 40 por ciento este año debido al coronavirus, según un estudio de Oxford Economics), el sector, que representa cerca del 16 por ciento del PIB portugués, confía en que el país se mantenga como referencia cuando se retome la actividad turística a partir de junio ayudado por la gestión que ha realizado de la pandemia.
Hacer que los turistas se sientan seguros en Portugal será la clave para remontar el sector, sobre todo de cara al verano, cuando aún se mantendrá el recelo a viajar ante la falta de una vacuna o un tratamiento efectivo contra la COVID-19.
«Ahora por otras razones, por la capacidad de prevención y combate de la COVID-19, continuamos siendo puestos como referencia internacionalmente», aseguró el presidente del ente Turismo del Algarve, João Fernandes.