Amigos de los Castillos concede un premio a la Diputación

Redacción
-
Amigos de los Castillos concede un premio a la Diputación

El presidente de la institución provincial afirma que supone un acicate para continuar apostando por la rehabilitación y puesta en valor de la arquitectura fortificada de la provincia como instrumento de desarrollo de nuestro territorio

La Asociación Española de Amigos de los Castillos (AEAC) ha concedido a la Diputación Provincial de Cuenca su Medalla de Plata por “su implicación con la arquitectura defensiva de su provincia, reflejada en inversiones para la restauración y promoción de varios castillos dentro del Plan de Rehabilitación, Conservación y Protección del Patrimonio, tanto en el ámbito público como privado, así como por la difusión de las fortalezas de la provincia con la próxima publicación de un libro enciclopédico sobre las mismas”. Un reconocimiento éste que se suma a la Mención Especial de los Premios Unión Europea de Patrimonio Cultural/Premios Europa Nostra 2017 y que el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, no ha dudado en agradecer, porque viene a demostrar que esta importante asociación nacional con más de 60 años de historia coincide con la institución provincial en la importancia y necesidad de rehabilitar y poner en valor nuestro patrimonio no solo como una manera de preservar este legado de nuestro pasado, sino también como motor de desarrollo económico en torno al sector turístico y, por supuesto, contribuir a su vez al afianzamiento de la población en el medio rural. Y es que, tal y como ha precisado, dentro de la firme apuesta de la Diputación conquense por la conservación y puesta en valor del patrimonio, la arquitectura defensiva ocupa un lugar destacado. De hecho, según ha recalcado, de las más de 80 actuaciones acometidas en los últimos ocho años en patrimonio con una inversión de más de veinte millones de euros, un total de dieciocho corresponden a elementos fortificados, a los que se ha destinado más de 2,5 millones de euros, tales como los castillos de Beteta, Monteagudo de las Salinas, Puebla de Almenara, Paracuellos, Enguídanos y San Clemente o las murallas de Alarcón, Cañete o Ucles, sin olvidar, las torres medievales de Chumillas, Villar del Humo, Cervera del Llano e Iniesta, entre otros elementos fortificados. Compromiso con el patrimonio defensivo que, tal y como ha agregado, este año se va a ver complementado con la edición de un libro, a modo de enciclopedia, con los estudios arqueológicos e históricos de los 104 elementos de arquitectura fortificada existentes en nuestra provincia, desde castillos y villas fortificadas hasta murallas y torres medievales, resultado del trabajo realizado durante un año por un equipo de dieciséis expertos, entre historiadores, arqueólogos, arquitectos y castillólogos, entre los que se encuentran José Luis Rodríguez Zapata, Rafael Gómez Moreno o José Antonio Almonacid Clavería, así como su coordinador Miguel Salas.