Podemos se carga de confianza con el 8-M

L.G.E.
-

Su portavoz en el Congreso, Ione Belarra, recuerda hoy en Toledo que fueron sus cinco millones de votos en las generales los que echaron a Rajoy: "¿Qué creéis que podemos hacer después del 8 de marzo? Podemos hacer historia"

Ione Belarra escucha al ganador de las primarias locales de Toledo, Pedro Labrado, que arrancó el acto. - Foto: Yolanda Redondo

El color violeta de las marchas feministas del 8 de marzo y el color morado del logo de Podemos están muy cerca en el círculo cromático. No solo se trata de tonalidades, sino que desde esta formación presumen también de las coincidencias en las reivindicaciones. Y como las manifestaciones feministas salieron bien, se han cargado de confianza de cara a las próximas autonómicas. Esa confianza se materializó hoy en el acto que convocaron en Toledo para presentar algunos de sus candidatos en la región para las próximas elecciones y que clausuró su portavoz en el Congreso, Ione Belarra.
«En estos últimos días percibía que había cierto temor, desde que se celebró la manifestación de Colón», reconoció Belarra, que calificó de «infausta» la foto que se hicieron ese día los líderes de PP, Vox y Ciudadanos. «Os pregunto, ¿quién tiene que tener miedo después de la manifestación de ayer? Son ellos los que tienen miedo. Están aterrorizados, igual que el 15-M o el 8-M de 2018», manifestó.
No se le escapó dar una clave electoral. Recordó que los cinco millones de votos que consiguieron en las generales de 2015 fueron fundamentales para que después Rajoy saliera de la Moncloa con la moción de censura del pasado año. «¿Qué creéis que podemos hacer después del 8 de marzo?», planteó, «podemos hacer historia».
A Belarra le salen las cuentas incluso partiendo de los resultados de ese diciembre de 2015. Señaló que solo con que les votaran los mismos cinco millones de españoles y además sumaran un millón de los que votaron a Izquierda Unida, tienen en sus manos la posibilidad de ser la primera fuerza en el Congreso: «¿Os imagináis no tener un Gobierno al que hay que arrastrarle constantemente como si fuera una tonelada de cemento?».
María Díaz es diputada en las Cortes y secretaria de Organización de Podemos, pero ella ha hablado hoy como la candidata autonómica por Albacete (aunque todavía no se han terminado de cerrar las listas con las confluencias de IUy Equo). «Tengo una resaca muy rica», empezó refiriéndose al 8-M. Señaló que fue un día histórico «mientras algunos y algunas lo que pretenden y enarbolan es la bandera del odio, la desigualdad, la exclusión de querer que volvamos a la España gris, de la sección femenina, de mantilla y de Pilar Primo de Rivera». «El 28 de abril y 26 de mayo tenemos que llenar las urnas de dignidad feminista», exhortó.
El líder de Podemos en la región y candidato de su partido para la Junta, José García Molina, reconoció que fue «emocionante ver tantas mareas de mujeres y de hombres». Pero además de la clave feminista dio otras también de cara a la movilización de su electorado. «Si conocéis a socialistas de corazón, como era mi padre, decirles que si quieren que sus valores, ideas, su forma de entender la política y la vida no se vayan por el desagüe, tienen que votar a Unidas Podemos», señaló.
Medidas de repoblación. Como la formación morada ya está de precampaña, García Molina empezó con sus compromisos. No habló de políticas de lucha contra la despoblación, sino de «repoblación» para que vuelvan los que se fueron. «No queremos hacer solo política de fijación de población, sino para repoblar Castilla-La Mancha, para que toda esa gente que se ha tenido que marchar, si quiere pueda volver aquí a estudiar, a trabajar, a tener un hogar, una familia, a tener expectativas de futuro», explicó.
Aprovechó para recalcar lo que han hecho entrando en el Gobierno regional. «Se ha mejorado en Educación, Sanidad, Empleo, en cobertura y protección social, pero nos sigue faltando mucho», dijo. García Molina expuso que su ‘reconquista’ es la de derechos, libertades y salarios.