Los rituales de la suerte en la lotería

SPC
-
Los rituales de la suerte en la lotería - Foto: EUROPA PRESS

Lleva laurel al comprar lotería y que te la vendan con la mano derecha

Comprar un décimo para el Sorteo de Navidad sigue siendo un momento muy especial en el año, tanto si se acude a una administración de lotería como si se hace a través de internet, y no faltan un sin fin de supersticiones para que la buena suerte acompañe.
Pasar el décimo por la tripa de una embarazada o por la espalda de una persona con chepa son algunos de las creencias más conocidas para buscar buenas vibraciones y que la suerte no deje de pasar.
Incluso el tan despreciado gato negro también puede ayudar si se roza el décimo con su lomo.
Pero hay otros muchos sortilegios menos habituales para mantener la ilusión y que hay que cumplir momentos antes de comprar la lotería y mientras se acude a una administración.
Y no, tampoco están relacionados con las clásicas herraduras, el trébol o las patas de conejo.
Loterías y Apuestas del Estado señala en su web que entrar con el pie izquierdo en la administración o acudir por la izquierda del establecimiento los días impares y por la derecha los pares son algunos curiosos rituales.
También están los clientes que quieren que su lotero solo les dé el décimo con la mano derecha.
Llevar encima un talismán es otra opción, desde una medalla personal a un palito de madera.
Un par de hojas de laurel y muérdago también auguran buena fortuna, aunque deberían ir renovándose según pierdan el color.
Las personas más religiosas, incluso las menos devotas, no renuncian en el siglo XXI a portar una estampita de un santo como puede ser San Pancracio.
Otros sortilegios son contar con un par de dados como símbolo de buena suerte. Menos conocida es la superstición de acompañarse con un metal. Para comprar loterías hay que llevar encima algún objeto de estaño, mientras que para apuestas hípicas tiene que ser de cobre y para deportivas de plata.