Un 'Tigre' al acecho

Europa Press
-
Un 'Tigre' al acecho - Foto: JUSTIN LANE

Tiger Woods aspira a conquistar su quinto Masters, sumándose a los cinco jugadores de cuatro nacionalidades que comparten el liderato de Augusta

El golfista español Jon Rahm peleó como el que más en una dura segunda jornada del Masters de Augusta, con un molesto parón por tormenta y una apretada lucha en lo alto de la tabla para quedarse a dos golpes de un quinteto de colíderes, atasco en cabeza al que se apuntó Tiger Woods en busca del primer grande de la temporada 14 años después. 
El torneo de la chaqueta verde promete buena pelea y emoción, por nombres e inclemencias del tiempo que también se esperan para el fin de semana, como la tormenta sufrida durante la sesión.
A Rahm y Tiger Woods, juntos sobre el campo, les pilló en el hoyo 12, en medio de un buen momento. La partida volvió con los jugadores fríos y mucha lluvia y Rahm aguantó para llegar al fin de semana en menos cinco, a dos de los líderes Francesco Molinari, Jason Day, Brooks Koepka, Adam Scott y Louis Oosthuizen. 
Mucho ganador de major y un Tigre que de nuevo anda suelto, a un golpe de ese quinteto. El californiano, que ya el año pasado estuvo en las grandes peleas, se enchufó desde el hoyo nueve pero la suspensión frenó su racha. Woods, campeón de 14 majors, en sequía desde 2008 y con juego para acercarse a Jack Nicklaus (18), volvió a venirse arriba con dos espectaculares birdies en el 14, después de salvar hasta la entrada de un policía, y el 15. 
La opción de asaltar el liderato se le escapó por pocos centímetros en los dos últimos hoyos, pero de momento el Tiger terminó con una amplia sonrisa antes de quizá rugir el fin de semana por su quinta Chaqueta.

La batalla española tuvo también buenas noticias con Rafa Cabrera Bello, que con una tarjeta de 70 golpes remontó para mantenerse en las quinielas. El canario aguantó la sexta marcha que ponía a su lado Molinari y llegará al fin de semana con uno bajo par.

Dos días que no verán ni Sergio García ni José María Olazabal por no pasar el corte. Sergio estuvo coqueteando con la eliminación y al final no pudo librarse. El menos ocho que llegó a tener Scott y que cedió por los pelos sentenciaba al de Borriol, pero finalmente fue el castellonense quien se apeó del camino con un bogey en el 18, para el más tres en el día y cuatro sobre par en el total. Por su parte, Olázabal se despidió del Masters al acumular un resultado de +13, que lo dejó fuera de la competición el fin de semana.