Investigarán el centenar de eremitorios visigodos de Cuenca

Redacción
-
Investigarán el centenar de eremitorios visigodos de Cuenca

Un proyecto de investigación permitirá localizar, señalizar y crear en el futuro una ruta turística en la Alcarria conquense con los eremitorios que hay repartidos por toda la provincia, principalmente en localidades como Castejón, Buciegas, Canaleja

Un proyecto de investigación permitirá localizar, señalizar y crear en el futuro una ruta turística en la Alcarria conquense con los eremitorios que hay repartidos por toda la provincia, principalmente en localidades como Castejón, Buciegas, Canalejas del Arroyo y Valle de Altomira.
El lugar donde se retiraban los eremitas, su arquitectura y su historia podrá ser analizado gracias al convenio de colaboración suscrito, este viernes, entre el presidente de la Diputación provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, y el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado.
El arqueólogo Miguel Ángel Valero ha recordado que Cuenca es una de las provincias más ricas en patrimonio, pero la etapa de los visigodos es una de las más desconocidas, al ser algo “anómalo en la Península Ibérica”.
En este sentido, ha destacado que existen más de 150 eremitorios visigodos en Cuenca porque, en el siglo VI, el abad servitano Donato huyó del norte de África y se asentó a los pies de la antigua ciudad romana de Ercávica.
Pero antes de ello, según ha relatado Valero, erigió una serie de eremitorios, “algunos de ellos verdaderamente abrumadores y de hasta 200 metros cuadrados”, como el de Castejón, una de las localidades conquenses con más testimonios de esa época.
Esos eremitorios, en rocas, están llenos de epigrafía, cruces y otros símbolos dignos de estudio, según el arqueólogo, quien ha reconocido que el desconocimiento ha hecho que hayan pasado desapercibidos y destinados a corrales de ganado.
El convenio permitirá inventariarlos y, con la ayuda de las nuevas tecnologías realizar un escaneado tridimensial para pasar “dentro de ellos, como un videojuego”.
El siguiente paso será llevar a cabo excavaciones y ponerlos en valor, para crear en la Alcarria conquense una ruta turística e impulsar la zona, pobre en demografía.
Este proyecto de investigación cuenta con una ayuda de la Diputación de 30.000 euros, que en total destina 70.000 euros para otros proyectos de investigación en Beteta y Valeria.
Otro de los proyectos se centrará en el castillo de Rochafría de Beteta, recientemente rehabilitado por la Diputación, y que permitirá estudiar la fortaleza, desde su origen celtíbero hasta su remodelación durante las guerras carlistas, cuyos planos originales han sido localizados recientemente en el Palacio de Cristal.
El último de los proyectos abordará el yacimiento romano de Valeria,donde se llevará a cabo una revisión exhaustiva del proyecto de interpretación, dado que se llevó a cabo hace dos décadas.