Los olivareros se revelan contra la especulación del aceite

J. López
-

Las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG llaman a los productores para que el 10 de octubre recorran las calles de Madrid y denuncien la situación crítica por los bajos precios

Los olivareros se revelan contra la especulación del aceite

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han dicho basta a la caída de los precios del aceite en origen que sufre el sector olivarero en los últimos años. Tanto es así que el jueves 10 de octubre se ha convocado una gran manifestación en Madrid para que los productores denuncien la situación y reclamen con urgencia medidas que activen de nuevo los precios y garanticen el futuro de las explotaciones, muchas de ellas familiares y tradicionales. La intención es que miles de olivareros recorran las calles de la capital y demanden soluciones urgentes, ya que de no ser así se irá abandonando el cultivo. 
«Hay muchas toneladas de aceite en el enlace de la campaña 2018 y 2019 y nos tememos lo peor», dice el responsable del sector olivarero de Asaja Cuenca, Gerardo González, que destaca los bajos precios a pesar de la gran cantidad de aceite que hay sin vender. «Si este año es medio en producción, pensamos que los precios serán aún más bajos», indica.
El miembro del Comité Ejecutivo de Asaja Cuenca asegura que la situación «está yendo cada vez a peor y si no lo paramos explotará por algún lado. Debemos plantarnos, porque aquí tenemos aceite de sobra y los precios siguen siendo bajísimos». Como ejemplo, cuenta que en la actualidad se paga en torno a 36 y 37 céntimos el kilo de aceituna normal, y 42 o 43 céntimos la ecológica. En campañas anteriores, el precio de la normal alcanzaba los 67 céntimos y el de la ecológica superaba los 70 céntimos. «Con 36 o 40 céntimos no hay beneficios ahora mismo. No se puede producir a ese precio», asegura.
Además, González justifica que una de las causas importantes de la bajada del precio es la competencia de otros aceites que se están importando en España, caso de aceites de girasol de Ucrania o de maíz de Estados Unidos, de mandioca y de palma. «Encima te ponen en la botella aceite, cuando llevamos mucho tiempo con la lucha para que se etiquete el aceite de oliva virgen correctamente», dice, y afirma que «todo lo que sale de la aceituna es aceite y todo lo demás grasas». Por último, González hace un llamamiento para que los olivareros de la provincia se movilicen y se sumen a la importante concentración que reclamará, entre otras cuestiones, que el Plan Estratégico de España para la futura PAC incluya medidas para el olivar tradicional de secano.