Podemos pide gestión pública en el albergue de animales

Redacción
-
Podemos pide gestión municipal en el albergue de animales

La formación morada denuncia graves irregularidades en la gestión de este servicio, así como una "insuficiencia preocupante de recursos" dada su imprescindible función pública

Tras numerosas reuniones con asociaciones protectoras de animales y con miembros de la empresa concesionaria y de Diputación Provincial, desde Podemos Cuenca señalan que la imagen que obtienen de la gestión del albergue es de “vivir en una improvisación permanente”, con una “insuficiencia preocupante de recursos” y una “falta de transparencia total, consciente y continuada” por parte de la empresa concesionaria y de la Diputación Provincial. Defienden también que, pese al bloqueo sistemático de toda la información relacionada con la gestión del albergue de animales y, sobre todo, gracias al trabajo de investigación de diversas personas comprometidas con el bienestar animal en Cuenca, se ha podido reunir toda la información necesaria para conocer de primera mano el estado real de la concesión y de los animales.

En base a esta información, el mayor problema que han detectado en el funcionamiento del albergue han sido las graves irregularidades en el registro de entrada y salida de animales, documento fundamental para poder hacer un seguimiento y evaluar la calidad del servicio prestado y de la vida de los animales. Señalan que en este documento se puede observar que hay animales que entran, salen y fallecen en repetidas ocasiones, así como animales que son adoptados antes de los 21 días que establece la ley autonómica, y animales que son sacrificados también antes de ese periodo y por enfermedades perfectamente curables como lo es la sarna. En palabras de Podemos, “visto lo visto, nos preguntamos si las barbaridades del registro pueden ser el motivo detrás de los meses y meses de silencio administrativo por parte de la Diputación a las peticiones de información” y por lo que finalmente hayan tenido que recurrir al portal de transparencia de la JCCM para conseguirlo.

Por otra parte, destacan la desorbitada cifra de muertes que arrojan los registros del albergue, con tasas de muertes (certificadas) de entre el 25 y el 30% de los animales recogidos por el albergue en comparación con el 1-5% de muertes en otras organizaciones protectoras de animales y de carácter no lucrativo. Desde Podemos Cuenca se considera que estas cifras son absolutamente intolerables y demuestran la incapacidad y falta de iniciativa por parte de la concesionaria para poder gestionar correctamente la cantidad de animales que reciben, así como para evaluar y mejorar el estado en el que llegan los animales. También dudan de la voluntad real de la concesionaria para desempeñar las labores de difusión para que los animales encuentren un hogar donde poder vivir, función que está recogida en el pliego de condiciones según señalan desde la formación morada y que es incumplida sistemáticamente por la empresa al no publicar en la página web y redes sociales del albergue una ficha para todos y cada uno de los animales que recogen. Por eso, explican, “las adopciones no llegan ni al 20% de los animales recogidos en comparación con el 90% de adopciones que hay en las protectoras de animales conquenses”.

A continuación, afirman que el absoluto descontrol que permite la Diputación en la gestión del albergue demuestra, una vez más, el fracaso del modelo de externalización de servicios públicos que jamás van a resultar económicamente rentables a una empresa si se pretende velar por la calidad del servicio prestado. Por ello, instan a la Diputación a que aproveche el próximo vencimiento de la concesión y que recupere de forma definitiva la gestión pública del albergue. Con respecto a la dificultad en conseguir la información, también señalan que la transparencia debe ser la piedra angular de las administraciones del s. XXI, especialmente si el asunto en cuestión “decide la vida o muerte de personas o animales”, y que por ello es el deber de la administración hacer públicos periódicamente los registros de funcionamiento del albergue para garantizar la que exista un seguimiento público y transparente de la calidad del servicio prestado.

El comunicado termina agradeciendo la labor que se realiza desde los numerosos colectivos animalistas de la capital conquense de cara a la concienciación contra el abandono de animales, así como su inmenso trabajo en el cuidado y difusión de animales abandonados, que demuestra sin lugar a dudas que es posible desarrollar un modelo de gestión mucho más eficiente que el que se lleva a cabo actualmente en el albergue de animales de Cuenca.