CARTA DEL DIRECTOR

Francisco Javier Martínez


El plantel está casi definido

La lucha por un puesto en las listas electorales para el Congreso de los Diputados y para el Senado concluyó. Todos los partidos políticos presentaron ya sus candidaturas y la precampaña con más visos de campaña de las últimas citas electorales ya emprendió la marcha a un ritmo frenético. La partida nacional ya está planteada y las distintas formaciones se dan codazos por ser los abanderados de tal o cual sector de la población -hasta los toros y la caza, antes proscritos en las campañas electorales, son un área anhelada para captar cientos de votos-. Una vez que esta carrera ya está en marcha, le llega el turno de activación a las elecciones municipales y autonómicas del próximo 26 de mayo. Las direcciones provinciales de los partidos andan enfrascados en la elaboración de las listas y el patio anda revuelto, sobre todo en la capital conquense.
La irrupción de Isidoro Gómez Cavero en el tablero hizo saltar la banca, ya que a priori se coloca como una pieza estratégica en esta partida de ajedrez en la que se convertirá la partida por la Alcaldía. La candidatura de Isidoro Gómez Cavero se presentó bajo la denominación Cuenca nos une. Los dos grandes partidos tentaron a Gómez Cavero para ir incluido en sus respectivas listas, pero el médico conquense y presidente del Balonmano Cuenca declinó tales ofertas y prefirió presentarse a la partida por libre. Esto pone aún más nerviosos a PSOE y PP, porque, muy probablemente, uno de los actores imprescindibles de la gobernabilidad del Ayuntamiento conquense sea él. Si se da ese escenario, Gómez Cavero ya anunció que entregará la Alcaldía al mismo partido que se haga con la Junta para que haya sintonía y no se caiga en la agonía por asfixia económica que vivió el Consistorio en las últimas dos legislaturas.
Prácticamente en los otros partidos está todo decidido a falta de los últimos flecos. Darío Dolz, en el PSOE, y Luz Moya, en el PP, ya están confirmados, mientras que Alejandro Martínez, en Vox, y Cristina Elena Fuentes, en Ciudadanos, se asumen como candidatos a falta de confirmación oficial. La única gran incógnita que queda es saber si Izquierda Unida, con Pablo García, y Unidas Podemos, con Mari Ángeles García, irán a las urnas por separado o en coalición para intentar arañar algún concejal más.
Las quinielas políticas ya están en la calle, pero pocos se aventuran a anunciar un pronóstico claro, porque la situación es tan volátil y el resultado estará marcado también por lo que suceda en las Elecciones Generales del 28 de abril. Aún tenemos mucho tiempo por delante.