La reconstrucción de Notre Dame, en el limbo

EFE
-

El coronavirus tiene paralizadas las obras de rehabilitación en la catedral parisina después de un año de investigaciones y de reformas parciales en la cubierta

Ocho siglos de Historia quedaron en suspenso cuando el 15 de abril de 2019 un incendio derribó la aguja de Notre Dame y su cubierta. Un año después, Francia persiste en su objetivo de reabrir la catedral en 2024, aunque el coronavirus mantenga paralizadas las obras.
Las vallas que rodean el templo parisino, la grúa sin movimiento y los andamios que velan por su estructura son reflejo de aquella fatídica tarde, sobre la que la Justicia todavía no ha podido esclarecer el origen de las llamas.
El avance de las pesquisas y de la restauración está determinado por la pandemia que ha puesto en hibernación al mundo. Aunque la investigación judicial prosigue en manos de la Brigada Criminal, el análisis técnico se vio frenado cuando este 16 de marzo las obras se suspendieron hasta nueva orden por precaución sanitaria.
La reconstrucción de Notre Dame, en el limboLa reconstrucción de Notre Dame, en el limbo - Foto: IAN LANGSDONNotre Dame estaba restaurando la aguja erigida por Viollet-le-Duc en el siglo XIX cuando se desató el fuego, y el desmantelamiento del andamiaje quemado, que quedó reducido a un amasijo de hierros, es clave para poder acceder al epicentro del siniestro.
Esa delicada labor iba a empezar el pasado 23 de marzo, pero reina por ahora la calma en torno a ese monumento gótico. Estaba también en marcha la retirada de la madera calcinada sobre el trasdós de las bóvedas.
Hasta que no finalicen ambas operaciones, el establecimiento público encargado de su conservación y restauración no da por superado el peligro de hundimiento.
De momento, el comité científico creado hace un año para coordinar a expertos y asesorar a las autoridades sigue inmerso en la fase de diagnóstico. Estaba previsto que entregara sus conclusiones parciales en junio y el balance completo en septiembre, pero ese calendario también se ha visto afectado.
Respecto a los donativos para su reconstrucción, las cuatro fundaciones encargadas de recolectar los fondos tienen confirmados casi 902 millones de euros.