Suben las denuncias por violencia sexual en Cuenca

J. López
-

La provincia cierra el primer trimestre de 2019 con 15 denuncias, siete más que en el mismo periodo del pasado año. Más de 90 mujeres cuentan con protección policial

Suben las denuncias por violencia sexual en Cuenca - Foto: Reyes Martínez

Condenado a cinco años de prisión un profesor por abuso sexual’. El titular de esta noticia apareció el pasado 26 de junio en La Tribuna, tras la sentencia de la Audiencia Provincial de Cuenca que condenaba a un instructor del Conservatorio Pedro Aranaz por tres delitos contra la integridad moral y un delito continuado de abuso sexual. Este no es un  hecho aislado. Por desgracia, cada día se producen sucesos de este tipo que afectan, principalmente, a mujeres, adolescentes y niños de todo el mundo. Y es que un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud afirma que una de cada tres mujeres ha sufrido violencia sexual a lo largo de su vida por su pareja o por terceras personas. 
Las estadísticas siguen siendo demoledoras, pues cerca de cuatro mujeres sufren agresiones sexuales o violaciones al día en el país. Lejos de caer las denuncias por violencia, los datos del Ministerio del Interior indican que el número de delitos contra la libertad e indemnidad sexual en la provincia ha crecido un 87,5% durante el primer trimestre del presente año, respecto al mismo periodo de 2018. Hasta ese momento se contabilizan 15 delitos, uno de ellos corresponde a una agresión sexual con penetración, por los ocho del pasado año. Al cierre de 2018, el número de delitos sexuales sumó 46 casos, nueve de ellos agresiones sexuales con penetración, cuatro más que en 2017.
Denuncias. El Boletín estadístico mensual de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género registra 106 denuncias entre enero y marzo de este año, 25 más que en el mismo periodo del año pasado. Respecto a las órdenes de protección y medidas en el primer trimestre del año existen incoadas 44, 16 más que en el mismo periodo del año pasado. De estas, 41 fueron resueltas y tres se denegaron. 
En lo que tiene que ver con el sistema de seguimiento integral en los casos de violencia de género, a 30 de junio se han contabilizado 341 activos, 67 más que en 2018. De estos, 91 mujeres cuentan con protección policial en la actualidad, nueve más que hace un año y, por el momento, sólo hay activo un dispositivo electrónico de seguimiento. Por otra parte, en la actualidad hay 24 internos que cumplen condena en centros penitenciarios con delitos por violencia de género con residencia en la provincia. 
llamadas. Las personas que sufren situaciones de posible violencia de género disponen del teléfono 016 para recibir asesoramiento e información. Este servicio, que funciona desde 2007, es gratis y no deja rastro en la factura. Los trabajadores, que atienden las 24 horas de los 365 días del año, aconsejan a toda aquella persona que pide ayuda en materia de servicios sociales, empleo, asistencia, acogida o asesoramiento jurídico. Desde entonces y hasta el primer trimestre de 2019, el 016 ha superado las 800.000 llamadas, 580.000 efectuadas por víctimas. 
En Cuenca, desde el 3 de septiembre de 2007 –día en el que se inició el servicio– hasta el pasado 30 de junio se han registrado 2.234 llamadas. 1.597 fueron efectuadas por el usuario, 517 por una persona allegada o por familiares y 120 por otras personas. 
Asimismo, el número de usuarias activas del servicio telefónico de atención y protección para víctimas de violencia de género Atenpro –el programa de Atención y Protección de la Cruz Roja–, reconoce 57 usuarias activas, 416 altas desde 2005 y 359 bajas desde 2005 hasta hoy.
En cuanto a los derechos laborales y económicos que perciben las mujeres que han sufrido o sufren esta lacra social, el boletín estadístico señala que 85 mujeres son perceptoras de la Renta Activa de Inserción, 12 más que el año pasado. Cuatro de ellas reciben concesiones de autorización de residencia temporal y trabajo por circunstancias excepcionales.
Hasta la fecha y en lo que llevamos de año, 40 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas, superando así los datos del pasado año. La triste cifra rebasó el millar de crímenes en junio desde que se empezaron a contabilizar las muertes de mujeres hace 16 años. Seis asesinatos fueron cometidos en  Cuenca.