La Junta exige una auditoria sobre el ATC

-

El presidente del Gobierno regoinal adiverte de que este proyecto es «uno de los que más dolor de cabeza» le daría a a la región, por sus riesgos medioambientales

La Junta exige una auditoria sobre el ATC

 Tras conocerse esta noticia del nuevo parón en el proyecto del cementerio nuclear de Villar de Cañas, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha aprovechado su presencia en la provincia de Cuenca para avisar de que la Junta no va a «dejar en el tintero» su petición de una auditoría «clara» para conocer los gastos generados con motivo del proyecto de construcción de este Almacén Temporal Centralizado (ATC) y «a quién han ido a parar» dichos gastos.
El presidente castellano-manchego, que ha afirmado que el proyecto del ATC es «uno de los que más dolor de cabeza» darían a la región, entre otras cosas por sus implicaciones medioambientales,  ha insistido en que esta auditoría queda pendiente para conocer los gastos en «muchos contratos» realizados durante el proyecto. En este sentido, ha remachado que esos gastos «han tenido que ver con lo más radiactivo del complejo, que no era la energía nuclear».
energía renovable. Precisamente en materia energética, el presidente autonómico ha avanzado que Castilla-La Mancha está «casualmente hoy, planteando al Ministerio para la Transición Ecológica alternativas de producción energética sostenible y de futuro, incluso para la toda comarca de Villar de Cañas». A este respecto, García-Page ha detallado que el Gobierno regional «va a aprobar la creación de una unidad reforzada para todos los estudios de impacto y todos los estudios técnicos vinculados a las energías renovables».
En este sentido, el presidente regional ha anunciado la próxima contratación de 34 especialistas y la inversión de más de un millón de euros «para no perder ni un minuto de tiempo en todos los proyectos estratégicos para la economía sostenible y la energía renovable».