El temporal retrasó la vuelta a clase de 7.000 alumnos

José Luis Royo
-

A los ocho centros educativos que no abrirán sus puertas hasta el lunes se sumaron otros 15 que no pudieron hacerlo ayer por problemas en los accesos y con los sistemas de calefacción

Unos operarios limpian los accesos al IES San Juan del Castillo de Belmonte. - Foto: IES San Juan del Castillo

Un total de 15 centros educativos de la provincia no pudieron reanudar ayer las clases a pesar que estaba previsto en un principio. La mayoría de ellos por problemas en los accesos provocados por la presencia de nieve y placas de hielo, aunque en algunos casos también por problemas en los sistemas de calefacción e incluso por rotura de tuberías debido a las bajas temperaturas.

Cabe recordar que en la provincia los centros de las localidades de Tarancón, Villamayor de Santiago, Horcajo de Santiago, Alberca de Záncara, Mira, Carboneras de Guadazaón, Los Hinojosos y Minglanilla, estaba previsto que no abrieran sus puertas, formando parte del 30% de los centros de Castilla-La Mancha que no pudieron hacerlo en su mayoría por los efectos provocados por la borrasca Filomena. A estos ocho hay que sumar los 15 que ayer no pudieron abrir, por lo que el curso no se pudo reanudar presencialmente en 23 centros educativos de la provincia, por lo que en total se han visto afectados por este motivo más de 7.000 alumnos entre Infantil, Primaria y Secundaria.

De los 15 centros que no pudieron abrir ayer, muchos de ellos ya estarán operativos hoy, pero otros pueden tardar algunos días más. Así, en Carrascosa del Campo, tiene una avería en la red agua tras haberse congelado las tuberías, algo que también sucede en Villarejo de Fuentes.

Otros centros presentan problemas con la calefacción y ante las bajas temperaturas decidieron no abrir sus puertas. Es el IESO Ciudad de Luna en Huete y el CRA Serranía Baja de Villar del Humo.

Todos estos centros tienen previsto abrir sus puertas en cuanto se vayan solucionando estos problemas en los próximos días y a todos ellos la Delegación Provincial de Educación les ha concedido que tengan enseñanza no presencia, es decir, que las clases se realizarán online.

Por otra parte, las rutas escolares de la provincia de Cuenca permanecieron suspendidas ayer debido a la nieve acumulada y a las heladas previstas. Esta decisión se tomó tras la recomendación de la Dirección General de Carreteras para salvaguardar la seguridad de todos los alumnos que hacen uso del transporte escolar para llegar a sus centros escolares por las horas a las que se producen estos desplazamientos y el tipo de vehículo usado para los mismos.