Gélida derrota para estrenar el año

J. López
-

La Unión Balompédica no logra sobreponerse a su crisis de juego y sucumbe en una Fuensanta vacía, ante un Villacañas muy superior que dominó de principio a fin

Gélida derrota para estrenar el año

Un Conquense inoperante, con falta de ideas y con más corazón que cabeza, dejó de nuevo escapar los tres puntos de La Fuensanta. Se  esperaba que el primer partido del año redimiera las tres derrotas consecutivas que acumuló el conjunto blanquinegro en los últimos encuentros del nefasto 2020, pero no fue así. El Villacañas, con lo puesto y con muchas ganas, fue muy superior en todo el encuentro y mereció llevarse la victoria del gélido estadio. 

Planteó el míster conquense una defensa de tres hombres con Charlie Took, franqueado por Sahuquillo y Masa, y Álvaro y Gérica como carrileros de largo recorrido. Manzano actuaba de libre y en ataque Vega era el enganche de Ángel Ortiz. Visto lo visto, no funcionó la apuesta. En cambio, los visitantes no se amilanaron desde los primeros compases, presionando desde el centro del campo y montando la contra con descaro. Tanto es así que avisaron los de Fernando Lominchar en el minuto 12 con un buen centro de Godoy que remató desviado Álex de cabeza.

Fran Simón, exbalompédico, se había hecho con los mandos del centro del campo y el Villacañas se estiraba para buscar la meta de Sierra. Primero era Iñigo con una internada que cortaba Took a córner y poco después, en el 28, era Chata quien disparaba desde lejos. El tiro ajustado se marchaba por encima del larguero de la portería, por pocos centímetros.

Gélida derrota para estrenar el añoGélida derrota para estrenar el añoMientras tanto, el Conquense perdía balones en demasía, no estaba acertado en el último pase y la desconexión entre el centro del campo y los de arriba era patente. No había por donde meter mano a un rival bien plantado en el campo que, acabados los primeros 45 minutos, había sido superior. Iñigo, tras perdida de la zaga, tuvo desde fuera del área la última, pero su disparo lo amortiguó Took para que Sierra detuviese en dos tiempos.

Segunda parte. No cambió nada en los primeros minutos de la reanudación. Los villacañeros eran dueños y señores del esférico y el Conquense esperaba un fallo para tratar de elaborar y tener opciones en el ataque.  

El gol visitante no se hizo esperar. Álex aprovechó un mal despeje de Dani Fernández, que quedaba franco en la frontal del área, para sacarse un disparo potente y ajustado al palo que pegó en la madera y se coló en la portería defendida por Sierra. Un golazo.

Gélida derrota para estrenar el añoGélida derrota para estrenar el añoCon celeridad decidió el técnico conquense que había que poner en liza a Chaves y a Tomás para tener más mordiente arriba. Quedaba un mundo, pero no iba a cambiar un ápice el guion del partido.

Bueno sí, el Conquense era desde entonces el que manejaba el balón, con prisas y sin orden en el juego, frente a un Villacañas entero que aguantaba el envite sin tener que hacer muchos esfuerzos. Mediada la segunda mitad, el partido ya se había vuelto un correcalles y si alguien podía marcar en este desconcierto era el rival, que gozó de una clara en el 70 cuando Íñigo se metió hasta la cocina, ganó línea de fondo, pero su pase de la muerte no encontró rematador.

Llegaría el segundo de los visitantes en el 76. De nuevo, Íñigo se sacó un zambombazo que encontró la respuesta de Sierra. El balón besaba la cruceta de la portería y le caía a Ibon, solo de marca, que anotaba a placer de cabeza.Ya estaba todo el pescado vendido. Sobre todo porque el equipo, psicológicamente, había bajado la cabeza. Took, que se había colocado de delantero para tratar de cazar algún centro por arriba, llegó a rematar a las nubes y Verdejo, que había entrado en los últimos minutos, también tuvo la suya en el descuento. Ayer no era el día, desde luego.

Más fotos:

Gélida derrota para estrenar el año
Gélida derrota para estrenar el año
Gélida derrota para estrenar el año
Gélida derrota para estrenar el año
Gélida derrota para estrenar el año
Gélida derrota para estrenar el año