El Gobierno empeora su previsión de déficit para este ejercicio al 3,6%

Agencias / Madrid
-
El Gobierno empeora su previsión de déficit para este ejercicio al 3,6%

De Guindos avanza que las estimaciones superan en ocho décimas la cifra comprometida con Bruselas del 2,8% y quedan lejos de bajar del 3% que recoge el Pacto de Estabilidad

 
El borrador con las nuevas previsiones macroeconómicas que el Gobierno en funciones va a enviar a Bruselas en el marco del Programa de Estabilidad 2016-2019 contempla un déficit público del 3,6% del PIB para este año y del 2,9% para 2017, frente al 2,8% y al 1,4% establecido por Bruselas en 2013, según confirmó ayer el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ante la Comisión de Economía.
La nueva cifra supera en ocho décimas la comprometida con Bruselas del 2,8% y se queda muy lejos de bajar del 3%, tal y como recoge el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. De Guindos defendió la imposibilidad de que esto ocurra porque implicaría un ajuste «de casi dos puntos del PIB, lo que podría tener un impacto muy importante en el crecimiento económico del país».
El Ejecutivo prevé una reducción del gasto este año de 1,4 puntos (más de 14.000 millones de euros). «El crecimiento será posible por la aportación del ciclo económico, por el recorte del gasto de la Administración central anunciado de 2.000 millones de euros y por las medidas que tendrán que tomar las comunidades autónomas incumplidoras», subrayó De Guindos, que avanzó, además, que habrá un nuevo reparto de déficit entre el Estado y las autonomías. 
En cuanto al Programa Nacional de Reformas 2016, De Guindos explicó que el hecho de estar en funciones ha impedido al Gobierno elaborar uno nuevo y que mandará a Bruselas «las medidas tomadas en 2015, las previstas para 2016 y la respuesta a la recomendación autónoma que nos hizo la Comisión Europea».
El titular de Economía señaló que para 2017 no se incluyen medidas adicionales para cumplir el objetivo de estabilidad que revisa a la baja el PIBal estar el Gobierno en funciones. El 2,9% de déficit estimado es 1,5 puntos superior al fijado por Bruselas.
En este contexto, De Guindos explicó que la nueva senda de reducción del gasto público solo se ha comentado con Bruselas que aún no se ha pronunciado sobre su aprobación definitiva en el caso español. «La UE tiene que sacar sus previsiones de primavera a principios de mayo, pero Moscovici y Dombrovskis ven realista el cuadro macroeconómico presentado del país», afirmó el ministro.
El político en funciones aseguró que comparecía «después de coordinar estas cifras» en la reunión mantenida con el FMI, el Banco Mundial, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos, Moscovici.
En Bruselas, Dombrovskis aseguró que «en este momento no se han tomado conclusiones ni decisiones» sobre España tras el incumplimiento del déficit y que hasta mayo, cuando se conozcan las cifras oficiales de deuda y las previsiones macroeconómicas de primavera, no se decidirá nada.
El Gobierno recalculó los objetivos después de que el país cerrara 2015 con un déficit del 5% del PIB, ocho décimas por encima de lo previsto (4,2%), como consecuencia de la desviación de las regiones (1,66% sobre el 0,7% previsto) y de la Seguridad Social (1,26% en lugar de 0,6%). 
Las autoridades comunitarias alertaron de que España ha dado marcha atrás en los ajustes y le pidieron más esfuerzos para poder cumplir con el gasto pactado.
Para De Guindos, bajar el déficit, que se ha reducido del 9,3% en 2011 al 5% en 2015, es ineludible no solo por la imposición de Bruselas, sino por elevada deuda pública, que cerró 2015 en el 99,2% del PIB y que se reducirá hasta el 99,1% este año, nueve décimas más de lo previsto hasta ahora, y hasta el 99% en 2017, frente al 96,1% calculado con anterioridad.
 
OCUPACIÓN. En cuanto a la creación de empleo también desacelerará su ritmo, al pasar de un crecimiento del 3% en 2015 al 2,7% en 2016 y al 2,4% en 2017. En términos de Contabilidad Nacional, la ocupación crecerá un 2,5% este ejercicio y un 2,2% en 2017, en contraste con el 3% de 2015.
El economista volvió a señalar que se crearán «unos 900.000 colocaciones en términos EPA entre 2016 y 2017 en el país, mientras el paro bajará en 1.000.000 de personas, lo que dejará la tasa de paro por debajo del 18% a finales del año que viene». De esta forma, el Ejecutivo prevé que la tasa de desocupados se sitúe en el 19,9% este año y en el 17,9% en 2017.