Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo

R.L.C.
-
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno celebra su festividad en una jornada que ha comenzado con misa, besamanos a su imagen titular y procesión, acompañando al párroco a llevar la comunión a los enfermos, bajo palio, y con la banda tocando.

El Domingo de Cuasimodo (el posterior al de Resurrección) es el cierre definitivo a la Semana Santa en la localidad de Tarancón, donde se cumple con una costumbre ancestral que va pasando de generación en generación. Numerosos fieles han cumplido esta mañana con la tradición del también llamado Domingo de Impedidos, fecha en la que la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, con más de 800 hermanos, celebra su festividad. La jornada comienza con una misa dedicada a todos los difuntos de la hermandad, para continuar con una procesión en la que, la Custodia es llevada en procesión bajo palio, para acercar la comunión a los enfermos; este año a tres vecinos, de la plaza de la Constitución y las calles Zapatería y Duque de Riánsares. El recorrido, presidido por el párroco, Miguel Alberto López, es amenizado por la banda de cornetas y tambores de esta cofradía semanasantera mientras los nazarenos, hombres y mujeres, hacen relevos para llevar el palio.

"Parece ser que en Tarancón existió una Hermandad de Impedidos, aproximadamente en 1665), que se encargaba de velar y llevar al comunión a los enfermos, siendo a partir del año 1860 cuando por algún motivo desconocido pasó a ser absorbida por nuestra hermandad, adjudicándolo como el día de la festividad de la misma", explican desde la Hermandad de Jesús Nazareno, que en 2018 cumplió 300 años.

Al finalizar la procesión, ha tenido lugar un besamanos a la imagen titular, el Nazareno antiguo, que excepcionalmente cada Domingo de Cuasimodo sale de su capilla de la iglesia de la Asunción para presidir el altar mayor. También han sido "pasados por su manto" niños recién nacidos de la hermandad. A continuación, típico desayuno a base de chocolate con churros, y comida y cena de hermandad para cerrar una jornada que cada edición sirve de unión y reflexión sobre la Semana Santa pasada, como impulso para empezar a pensar en la siguiente.

 

Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo
Tarancón cumple con la tradición del Domingo de Cuasimodo