La Junta rescata las líneas de bus suprimidas este verano

Redacción
-

Belmonte, El Pedernoso, Santa María de los Llanos, Mota del Cuervo, Sisante, Pozoamargo, Casasimarro, Rubielos Bajos, El Picazo, Minglanilla, Villalpardo, Iniesta, Legaña, Villagarcía del Llano y Quintanar del Rey se beneficiarán de esta primera fase

La Junta rescata las líneas de bus suprimidas este verano

El consejero de Fomento de Castilla-la Mancha, Nacho Hernando, ha informado este viernes que a partir del próximo lunes, 7 de octubre, entrará en vigor el "rescate" que el Ejecutivo regional ha hecho de las líneas de autobús suprimidas este verano, que afectaban a municipios de las provincias de Cuenca, Albacete y Ciudad Real. Este plan de rescate, como lo ha calificado Hernando, está dotado con casi un millón de euros, y "como no somos el Ministerio de Fomento, las líneas de bus que entrarán en funcionamiento el lunes sólo lo harán hasta el limite regional de Castilla-la Mancha". Algunas de las líneas suprimidas tenían el final o inicio del viaje en Valencia capital. En total se beneficiarán de esta primera fase del plan de rescate de líneas de bus un total de 23 municipios. Según ha informado el consejero, estos son, en la provincia de Cuenca: Belmonte, El Pedernoso, Santa María de los Llanos, Mota del Cuervo, Sisante, Pozoamargo, Casasimarro, Rubielos Bajos, El Picazo, Minglanilla, Villalpardo, Iniesta, Legaña, Villagarcía del Llano y Quintanar del Rey. En la provincia de Albacete, los municipios afectados son Navas de Jorquera, Madrigueras, Motilleja, La Gineta, Urbanización Los Olivos, Tarazona de la Mancha y Villalgordo del Júcar. En la provincia de Ciudad Real los dos municipios afectados son Pedro Muñoz y Villanueva de la Fuente. Hernando ha agradecido tanto a los sindicatos como a las empresas que a partir del lunes operarán las líneas "todo el apoyo que han estado prestando, así como su disponibilidad a la hora de hacerse cargo de estas líneas suprimidas". Al mismo tiempo, ha pedido al Gobierno en funciones "más implicación y colaboración para seguir en el diseño y puesta en marcha de las zonales, que nos permitirá abordar una parte del reto demográfico y no dejar a ningún municipio aislado". En la misma línea ha mostrado su disgusto porque "una persona que quiera ir de Belmonte a Valencia no lo va a poder hacer, porque no somos el Ministerio, y solo podemos fletar autobuses hasta el límite de Castilla-la mancha". "Este rescate lo hemos asumido por una situación sobrevenida, y nos va a costar un ojo de la cara, pero tenemos que demostrar a los castellanomanchegos que nosotros sí creemos en cambiar el reto demográfico". Con todo, el consejero ha señalado que "a partir del próximo lunes la Junta habrá rescatado gran parte de esas líneas sin perjuicio de que sigamos muy encima de la situación y de que tengamos que seguir retocando algunas líneas". REUNIÓN EN 
Reunión por el nuevo Hospital. Sobre la conexión entre el nuevo hospital y la ciudad de Cuenca, Hernando ha contestado a preguntas de los medios de comunicación que este viernes por la mañana se va a mantener una reunión, que la va a presidir el vicepresidente José Luis Martínez Guijarro, en la que estarán presentes distintos responsables del proyecto. Según el consejero, el objetivo es seguir avanzando "en una estrategia de esfuerzo conjunto para seguir adelante con las obras del hospital, que avanzan a buen ritmo, y con todo lo que engloba el proyecto como los accesos". Del mismo modo, ha augurado que ahora se abre una etapa "muy bonita para Cuenca, en donde la pelea entre administraciones no va a suponer ningún tipo de obstáculo como, en contra de nuestra voluntad, sí supuso en nuestro pasado".